Compartir

Gracias al aviso de vecinos que informaron sobre una fiesta clandestina organizada con motivo de la celebración de un cumpleaños, Carabineros concurrió pasadas las 22:00 horas hasta un local ubicado en calle Juan Martínez sorprendiendo a 34 personas que infringían las normativas sanitarias vigentes.

Carabineros de Primera comisaria Iquique, junto a personal de Comisión de Alcoholes de la Prefectura Iquique y personal de la seremi de Salud, al llegar al recinto se percataron que al interior mantenían música con alto volumen.
En el lugar se mantenía una fiesta en la que participaban 21 mujeres y 13 hombres, quienes se encontraban ingiriendo alcohol y escuchando música a alto volumen.
Carabineros indicó, que ninguno de los asistentes se encontraban haciendo uso de mascarillas. A raíz de lo anterior se procedió a su fiscalización y detención de los asistentes por infracción al artículo 318 del Código Penal.

Además se decomisaron 57 botellas de cerveza, destilados y un parlante.
El teniente Alejandro Pérez indicó, que «pese a los reiterados llamados a respetar las normativas sanitarias aun siguen los “porfiados” que mantienen sus conductas irresponsables y colocan en riesgo la salud de la población».

Vía SoyiquiqueCl