Compartir
Una joven boliviana murió en el hospital de Iquique, tras haber estado hospitalizada aproximadamente cuatro meses, desde que su pololo J.G.M.Q. le propinara 15 puñaladas que la dejaron gravemente herida y en riesgo vital, el agresor fue detenido por Carabineros de la Primera Comisaría.
La mujer no pudo recuperarse y murió producto de una presunta septicemia.
Según la audiencia de formalización realizada en el mes de marzo, los hechos ocurrieron el pasado “3 de marzo de este año, en un cité ubicado en la calle Arturo Fernández de Iquique, la víctima se encontraba de visita en el interior de la habitación número cinco de su pololo J.G.M.Q. y por motivos que se desconocen, el sindicado premunido de un cuchillo, procedió agredirla propinándole diversas puñaladas”. J.G.M.Q será reformalizado el próximo 1 de septiembre por el delito de femicidio.
Con la muerte de esta joven suman dos los femicidios ocurridos en lo que va del año 2022 en la región de Tarapacá, luego de la muerte de la dirigenta trans Yuridia Pizarro, quien fue asesinada por su pareja, el pasado mes de mayo.