Compartir

 

Intentos de robos e inseguridad durante las noches denuncian locatarios y dueños de foodtrucks del parque Buque Varado. Señalan que los puestos han sufrido la sustracción de partes o por medio de golpes, delincuentes han buscado desmantelarlos por completo.

Problemática que aseguró Luis Espinoza, vendedor de palomitas del sector, lo llevó a reforzar su carro para no sufrir el robo de su fuente laboral.

«Hemos encontrado el carro abierto, lo han intentado abrir, estaba golpeado por todos lados y es porque el sector es muy solitario por la noche, tiene inseguridad. El carro queda guardado en la posición y aparece en otra y golpeado por lados y por las puertas. También le ha pasado a otros carros y a los foodtrucks también tengo entendido que los intentaron robar», indicó el propietario.