Compartir
Aprovechando el día de la recepción de encomiendas para internas privadas de libertad, una mujer de nacionalidad chilena, intentó ingresar droga usando palos de escobillones para barrer la que contenía una considerable cantidad, presumiblemente pasta base y marihuana.
Así lo dio a conocer la alcaide del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Iquique, CCP, mayor Jéssica Jiménez Moreno. Agregó que, “se incautó una cantidad importante de droga que venía oculta al interior de palos de escobillones y que pretendían ingresar al módulo de condenadas. Procedimiento que adoptó el funcionario encargado de la sección encomiendas, a quien le pareció sospechoso el peso de los escobillones, los que además, venían envuelto en cinta de embalaje”.
Agregó que los observó, los partió en dos y pudo comprobar que en su interior venía oculto el alucinógeno en una importante cantidad de la droga. En vista de ello se adoptó el procedimiento de rigor. Se informó al fiscal de turno, quien determinó la toma de muestras de campo para esclarecer el peso y de qué droga se trató. Además, se detuvo a una ciudadana chilena, quien quedó a la espera de ser puesta a disposición del tribunal correspondiente.
El intento de ingresar la droga al CCP de Iquique, lo descubrió el cabo Eduardo Medina, al revisar dos bolsas que contenían seis escobillones cada una, que venían como donación para que las internas realizaran aseo en su respectivo módulo, entre los cuales se descubrió dos de los palos del escobillón presentaban un peso diferente a lo habitual. En su interior contenían envoltorios de color verde y la otra de color ocre, presumiblemente de pasta base y el otro de marihuana.
Realizada la prueba de campo arrojó que se trataba de 65,5 gramos de una sustancia de color ocre y 57,0 gramos de cannabis sativa.