Compartir

En opinión de Vladimir Sciaraffia, Presidente de ZOFRI S.A., “existe un nuevo y relevante
antecedente a considerar y tener en cuenta para la aprobación del proyecto de ley que busca
extender los beneficios tributarios y aduaneros de la Zona Franca de Iquique, a contar del año
2030, prorrogando así el régimen de invariabilidad tributaria hasta el año 2060”.
Se trata del informe titulado ZONAS FRANCAS: Perspectivas para el desarrollo territorial.
Fue publicado recientemente por la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo
(Subdere). Analiza la situación de las zonas francas en los países de América Latina, incluyendo a
Centroamérica, y de Chile. Es el primer estudio de esta naturaleza realizado por la Subsecretaría,
que lo impulsa tal como indica el documento “mirando el mejor desarrollo de nuestro país”.
Sciaraffia precisa que “en este momento la Comisión de Economía de la Cámara de
Diputados ya se encuentra estudiando la iniciativa legislativa por lo que es importante contar con
este análisis como un insumo adicional que dé cuenta del valor que representan las zonas francas
y en especial nuestra ZOFRI”.
El estudio efectúa un pormenorizado análisis de la situación chilena, concluyendo que “las
zonas francas han sido políticas que, adecuadamente aplicadas, han reportado grandes beneficios
en distintas partes del mundo. En Chile… han permitido una mayor dinamización económica de los
territorios”.
Entre los aspectos que son importantes de destacar, ya que han aparecido en el debate
público, está, por ejemplo, lo relativo al costo fiscal que significarían las zonas francas para el
Estado. Al respecto, el Informe señala, en opinión de Samir Hamrouni, ejecutivo de la citada
Organización Mundial de Zonas Francas, que “en la medida en que ellas gozan de beneficios
tributarios, la actividad que permiten le devuelve al país y a la sociedad mucho más que lo que
valen esos impuestos, en especial a través de la generación de empleo, la inversión y la
innovación”.
El Presidente de ZOFRI S.A. recalca que “para el caso de ZOFRI, la contribución, además, ha
implicado de parte de esta Administración la entrega de recursos al Estado por medio de
dividendos (más de $ 63 mil millones en últimos 10 años), impuestos territoriales, ayudas sociales
y aportes directos a municipios que suman a la fecha más de $ 122 mil millones.
Finaliza señalando que “en el actual contexto de pandemia, la búsqueda de certezas se
transforma en un activo para los desafíos de negocios de las comunidades y, particularmente, de
las empresas. Necesitamos de la colaboración y empuje de todos los actores que intervienen en
ZOFRI para apoyar y fortalecer este proyecto de ley que busca dar sostenibilidad a este motor de
la economía del norte del país”.