Compartir

Una particular situación fue la que tuvo que vivir en el intendente de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada, ya que cuando ingresó a vota, se desinfló una de las carpas que daban sombra a algunas mesas constituidas dentro de su lugar de votación, el colegio Ñusta Kori.

De todas formas, la estructura fue repuesta prontamente por personal de Servel y no se reportó ningún lesionado. “Yo estaba en otro lado, pero lo están solucionando, son cosas que pasan. Ahí está todo el mundo, tanto las personas a cargo del Servel, como de orden y seguridad, que están colaborando”, informó Quezada.
“Cumplimos el deber ciudadano, vamos a elegir a nuestras autoridades, así que la invitación nuevamente es a todos los tarapaqueños y tarapaqueñas a concurrir a las urnas, para que elijamos a nuestras futuras autoridades y a aquellos que van a redactar nuestra nueva constitución”, dijo la máxima autoridad sobre el proceso