Compartir

Durante horas de esta tarde, se realizó la audiencia con la sentencia final sobre el caso de los nueve bolivianos que se encontraban detenidos en la cárcel de Alto Hospicio.

En dicha lectura de veredicto y condena se cerraba todo el proceso legal, que es investigado desde marzo, fecha en que se produjo este incidente, donde los imputados fueron detenidos por personal de carabineros, trasladándose en territorio chileno, armados y en poder de un camión que no les pertenecía.

Estos fueron los cargos por los cuales los dos militares y siete funcionarios aduaneros fueron detenidos y mantenidos en prisión preventiva durante los 120 días que duró la investigación.

Finalmente la jueza Isabel Peña, los declaró a todos culpables de los delitos de robo con violencia y porte ilegal de armas, desestimando todos los argumentos presentados por la defensa. Además solo los dos militares quienes portaban armas fueron inculpados por el delito de porte ilegal de armas, ya que según lo declaró la magistrada, es que a pesar que ambos eran militares y tenían autorización de utilizarlas en su país, eso no implica que no fuese un delito en nuestro país.

Es más, se comprobó, según los antecedentes y la investigación realizada que los imputados tenían ánimo de lucro con la mercadería sustraída, y que no estaban cumpliendo con las labores propias de un funcionario de Aduana.

Los imputados deberán dejar nuestro país dentro de los próximos 30 días, quedando con prohibición de entrar a nuestro país, por 10 años a los funcionarios de aduana y 20 años para los militares.