Compartir

Dos de las figuras fueron sacadas para hacerles mantención en el Vivero Municipal

Una de las tantas atracciones con que cuenta el primer tramo del nuevo Parque Playa Brava son las figuras topiarias que se instalaron en el lugar, las que están conformadas por una estructura de fierro que en su interior lleva tierra de hoja recubierta con una malla raschel donde se injertan las aptenias, planta ornamental originaria de África Meridional, a la cual se le aplican enraizantes.

En este caso, las figuras representan a dos delfines que muestran un ciclo de saltos. Estos topiarios, concepto que significa el arte de trabajar con especies vegetales, hace unos días fueron retirados para realizarles la debida mantención, la que se efectuó en el Vivero de la Municipalidad de Iquique.

“Este fin de semana ya estaremos en condiciones de reinstalar estas dos figuras en el Parque Playa Brava. Al mismo tiempo, retiraremos otras tres existentes en el mismo espacio público, ya que también requieren de una mantención adecuada. Estas últimas, presentan algunos daños y marchitación producto, principalmente, de la alta radiación solar que tuvimos durante el verano pasado”, explicó María José Egaña, paisajista del proyecto Parque Playa Brava.

“En el Vivero Municipal contamos con dos personas que fueron capacitadas para la multiplicación de las aptenias a través de esquejes, fragmentos de plantas separados con fines reproductivos, y así poder contar con estas especies de manera constante para la renovación en los topiarios”, añadió Egaña.

En total son siete los topiarios que hay el Parque Playa Brava; además, hay otras dos de estas figuras en el Parque Costa Verde. El objetivo del Gobierno Comunal, al instalar estas estructuras, es entregar a la ciudad una manera novedosa de ornamentar sus espacios públicos y así, ir trabajando paso a paso para que los iquiqueños contemos con una ciudad más limpia, ordenada y hermosa.