Compartir
dav

Cientos de familias llegaron hasta la Plaza de Armas, para disfrutar de una entretenida tarde gracias a la “Calle de los Niños”, actividad organizada por el Tío Vladimir y apoyada por la Municipalidad de Alto Hospicio.

En la oportunidad, los más pequeños del hogar pudieron disfrutar de un entretenido show infantil, además de paseos gratuitos en motocicletas y en caballos, así como también de diversos juegos inflables.

“La pase muy bien en la actividad, me entretuve mucho con los payasos y los concursos. También anduve en moto y me dio un poco de miedo, pero la pase bien y no olvidaré nunca que pude andar en una moto”, comentó José Peralta, de 9 años, quien asistió al evento junto a sus padres y hermano de 2 años.

Asimismo, Carla Mamani (5 años), dijo que “me gustaron mucho los caballos y el show que se hizo. La pasé bien con mis papas y mis primos más grandes. Todos los años venimos a esta actividad”.

A la actividad, que se realiza hace 12 años en la comuna, asistió el Alcalde Patricio Ferreira, quien pudo compartir con las cientos de familias que estaban presentes.

“Este evento masivo se realiza hace años en Alto Hospicio y se ha convertido hoy en día en un evento ícono de nuestra comuna. Como municipio siempre apoyaremos estas actividades, que son gratuitas y entregan un rato de entretención a nuestros niños. Estamos contentos de estar presentes y darnos cuenta que las familias hospicianas pueden disfrutar sanamente con sus hijos. Nuestro compromiso es seguir apoyando estas actividades y así generar un momento de esparcimiento para todos los hospicianos”, precisó el Alcalde Patricio Ferreira.

Por su parte, Vladimir Adones, más conocido como “El Tío Vladimir”, agregó que “es importantes que el Alcalde nos apoye en esta actividad y que comparta con los niños. Agradezco su apoyo y gestión para este evento sin fines de lucro. Asimismo agradezco el apoyo de muchos anónimos que también nos entregan su cariño y nos cooperan de alguna u otra forma”, dijo.

Cabe destacar que durante el evento se sortearon 5 bicicletas, las que fueron donadas por diversas entidades y las que hicieron feliz a los niños hospicianos.