Compartir

Un total de cincuenta y seis pocinas egresaron del Programa Mujeres Jefas de Hogar de SernamEG Tarapacá, bajo convenio con el Municipio, en el presente año. Hasta la sede vecinal Las Dunas, arribaron las reconocidas para recibir su merecido diploma de parte de representantes de ambas entidades.

Con la presencia de Noemí Salinas del Programa Mujeres Jefas de Hogar y  Priscilla Silva, coordinadora de Programas Sociales de Dideco,  invitados/as especiales y familiares, se dio inicio a la simbólica ceremonia.

En la oportunidad también se destacó el empuje, creatividad y emprendimiento de 4 mujeres ganadoras del Capital Semilla Municipal con la entrega de $ 400.000 mil ; Catalina Characayo (tejedora), Gloria  Castro (tejedora), Edita Cortés (amasandería) y Verónica Ulloa (artesana).

Entre los principales logros de las mujeres dentro del programa se cuentan; capacitación de alfabetización digital, nivelación de estudios, orientación sobre búsqueda de empleo y financiamiento a ideas emprendedoras.

La encargada del Programa Mujeres Jefas de Hogar de SernamEG Tarapacá, Noemí Salinas, valoró la participación de las reconocidas en las actividades, encuentros comunales y regionales de este año.

También tuvo palabras para las profesionales en la comuna. “Resaltar la dedicación y despliegue territorial  en las distintas localidades como Mamiña, La Tirana y zonas de Pozo Almonte”, concluyó Salinas.

Katiuska Cabrera Núñez, asistente social y coordinadora del Programa Mujeres Jefas de Hogar en Pozo Almonte, compartió su balance del año. “Se puede decir que fue un año bueno en cuanto a la ejecución del programa, ya que se cumplieron los objetivos propuestos, dejando satisfecha a la mujeres participantes”.

PROGRAMA

El objetivo del programa  es contribuir a la inserción y permanencia en el mercado del trabajo remunerado, de las mujeres jefas de hogar, a través del desarrollo de capacidades, habilidades y competencias que mejoren sus condiciones de empleabilidad, junto a la promoción de procesos de intermediación laboral a nivel local, que sean pertinentes y participativos. Con talleres de Formación para el Trabajo, en que las  participantes pueden adquirir herramientas para su desarrollo personal y laboral, conocimiento sobre derechos laborales y reciben apoyos para mejorar su empleabilidad.