Compartir

Operador de maquinaria pesada cargó su camioneta con droga en Alto Hospicio y pretendía llevarla hasta Calama y Santiago.

Más de $945 millones en cocaína incautaron fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en la avanzada de Quillagua. La droga estaba oculta en la camioneta de un  operador de maquinaria pesada, quien pretendía llegar con el cargamento hasta Calama y Santiago.

El procedimiento comenzó durante la madrugada cuando N.M.M., de 19 años de edad, llegó hasta la avanzada pampina en su camioneta Honda. Al momento de ver la presencia aduanera, actuó muy nervioso e incluso “se le cerró” la puerta de su vehículo con  el motor y las luces encendidas. Debido a ello, tanto aduaneros como camioneros paraguayos que pasaban por el lugar trabajaron durante más de media hora en abrir la puerta.

Tras solucionar el impasse con la puerta, nuevamente se activó el protocolo de revisión y uno de los canes detectores de Aduanas alertó sobre la presencia de drogas en la carrocería y el vehículo fue sometido a una inspección mediante el camión escáner institucional, estableciendo que las puertas ocultaban una serie de paquetes.

Con todos esos antecedentes, los fiscalizadores aduaneros intervinieron la estructura del móvil y encontraron 46 paquetes cerrados al vacío con plástico y forrados con papel aluminio, los cuales contenían en su interior un total de 47 kilos 250 gramos de cocaína cuyo valor supera los $945 millones en el mercado ilícito.

Una vez descubierto el ilícito, el conductor manifestó que debía llevar la droga hasta Calama y Santiago a cambio de 450 mil pesos. La droga la recibió en Alto Hospicio y desconocidos modificaron la estructura del vehículo.

El joven fue puesto a disposición del Ministerio Público y el fiscal de Pozo Almonte, Hardy Torres, lo formalizó por tráfico de drogas. El magistrado determinó dejar a N.M.M. en prisión preventiva durante los 120 días que dure la investigación.