Compartir

 

Más de mil millones de pesos fue el financiamiento de la Pileta Sudamericana y los juegos infantiles de Playa Brava y ya llevan cerca dos años sin ser inaugurados.

La pileta, que demandó 716 millones de pesos, se encuentra con obras concluidas, mientras que los juegos infantiles, que debían ser inaugurados en 2020, por un valor de 250 millones de pesos y un total de 21 juegos, están con cierre perimetral y sin trabajadores, y con evidente deterioro en el césped artificial.

El alcalde Mauricio Soria indicó que falta la carpeta acolchada en el piso de los juegos para poder finalizar y usarlos».

Mientras que en la pileta, se está en espera de contratación de la empresa que verá el tema eléctrico.