Compartir

En 1985, se detuvo al estudiante de la Universidad de Chile y dirigente de la FECh Patricio Manzano, quien luego fue encontrado muerto en extrañas circunstancias, por lo que el año 2015 se comenzó a realizar una investigación que derivó en una lista de uniformados que estuvieron a cargo de la detención del joven, que se encontraba realizando trabajo voluntario en la comuna de Los Andes, al momento de ser detenido.

Dentro de los carabineros que se les encargó esta misión, se encontraba el actual General de Carabineros Bruno Villalobos, quien en esa época tenía sólo 25 años. Por esto tuvo que declarar por la causa que está llevando el ministro en visita, el juez Mario Carroza.

Dentro de la declaración llevada a cabo en abril pasado, Villalobos, dijo que el sí estuvo en Los Andes, sin embargo no presenció ningún acto de violación a los Derechos Humanos, es más, no vio ningún acto de tortura como alegan los detenidos de aquella época que habrían recibido por efectivos de la CNI y de carabineros.

Es más, en su versión entregada a la prensa, dijo que él se había quedado afuera del recinto donde permanecían detenidos los jóvenes.

Así al General de Carabineros le ha estado lloviendo sobre mojado, ya que, además de esta declaración por un caso de violaciones a los Derechos Humanos, también se encuentra lo sucedido con el caso de corrupción de millones de pesos en el denominado PacoGate.