Compartir

 

Debido al aumento de casos de coronavirus en la región de Tarapacá, que suman 114 positivos,tras el COE regional, el intendente Miguel Ángel Quezada tuvo palabras específicas para lo que ocurre en los centros urbanos de Iquique y Alto Hospicio, sectores que han registrado aglomeraciones en el ingreso a servicios públicos y privados sin respetar el debido distanciamiento.

Ante esta realidad, Quezada dijo que existe la posibilidad de cerrar los centros de ambas comunas urbanas, lo que calificó como una medida drástica para evitar aglomeraciones y contagios.

P
“Unos pocos no pueden echar al tacho de la basura el gran esfuerzo que iquiqueños y hospicianos están haciendo para evitar los contagios. Estamos pensando en posibilidades de cerrar el centro y estamos viendo el efecto que puede tener. Necesitamos que la gente nos colabore para evitar mayores restricciones que de alguna u otra manera afectarán a sectores productivos que necesitan recursos, como taxistas y colectiveros, pero los centros de Iquique y Hospicio están teniendo mucha gente en la calle”, advirtió Quezada.