Compartir

El Ejército respaldó el cerco de fierros y púas colocado en las últimas horas en el Cuartel General de VI División de la institución en Iquique pese a la advertencia del municipio, asegurando que «no infringe ninguna normativa legal».

 

A través de un comunicado, al cual tuvo acceso 24horas.cl, la entidad castrense destacó que tras la notificación de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Iquique, que dio un plazo de 24 horas para retirar los objetos, se informó que «el cierre perimetral provisorio, utilizado como una barrera de protección pasiva, se encuentra dentro de los límites del predio fiscal entregado por el Ministerio de Bienes Nacionales al Ministerio de Defensa Nacional».

 

«Razón por la cual no infringe ninguna normativa legal vigente», agregó.

 

 

No obstante, el texto aseveró que «existe una discrepancia respecto a una reducida parte de los deslindes del predio fiscal», situación que será corroborada por el personal en un plazo «breve».

 

«De ser necesario, se adecuará la ubicación de la barrera de protección pasiva», agregó.

 

El Ejército explicó que la barrera es «transitoria y se mantendrá hasta el término de las obras de cierre perimetral definitivo, cuyo proceso administrativo y financiero para su instalación, ya se encuentra en trámite»

 

Finalmente, el Ejército pidió «comprensión a la ciudadanía de Iquique, ya que las medidas adoptadas responden a una situación excepcional que amerita tomar todas las acciones para evitar que nuestro personal e infraestructura, con un alto valor histórico y patrimonial, vuelvan a ser afectados por ataques violentos e injustificados».