Compartir

Cientos de profesores recorren a esta hora las calles de Iquique, exigiendo mejoras salariales y contratos indefinidos.

La paralización del sindicato N°1 de la Cormudesi, que congrega a 979 trabajadores, partió este martes y provocó la suspensión de clases en nueve establecimientos educacionales de la ciudad, afectando a cerca de 14 mil alumnos.

“Ellos (Cormudesi) responsabilizan a los trabajadores por el cierre de los colegios. Si bien es cierto que estamos en huelga, previamente a la negociación ellos tenían que haber pedido los servicios mínimos para mantener en funcionamiento a los colegios y no lo hicieron, por lo tanto la responsabilidad es de ellos”, dijo este jueves al diario La Estrella de Iquique Ernesto Moscoso, presidente del Sindicato N°1.

Asimismo, el dirigente sindical, explicó que están a la espera de unos documentos que le deberá entregar la Corporación Municipal de Desarrollo Social, con el propósito de negociar y llegar a un acuerdo.

“Mientras no lleguemos a un acuerdo vamos a mantener nuestras movilizaciones, se lo hicimos saber al alcalde y a la comisión negociadora, esa es nuestra postura y no la vamos a variar”, agregó Moscoso.