Compartir

 

  • Ministra Gloria Hutt y el Seremi Carlos Navarrete Cortés, valoraron votación del proyecto, que iguala a Chile a estándares de la OCDE.
  •  Durante el 2017, el 28% de las víctimas fatales se debió a velocidad imprudente o la pérdida de control del vehículo, lo que corresponde a 419 fallecidos.

Valparaíso 04 de Julio.-

Con 114 votos a favor, 8 en contra y 25 abstenciones hoy se convirtió en ley la iniciativa que permitirá reducir la velocidad máxima en zonas urbanas de los actuales 60 km/h a 50 km/h.

La medida es crucial para la seguridad de tránsito de nuestro país, principalmente a favor de los usuarios vulnerables como los peatones y ciclistas que representan el 42% de las víctimas fatales.

Hasta hoy Chile es el único país de la OCDE con una velocidad máxima urbana mayor a los 50 km/h y uno de los dos que observó aumentos de la mortalidad en siniestros viales, dentro del periodo comprendido entre 1995 y 2007.

La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt señaló que esta baja generará una diferencia, ya que el 30% de los accidentes fatales está asociado a la velocidad con lo cual es la principal causa de muerte en el tránsito en nuestro país.

“Es un paso importante que permitirá disminuir los accidentes de tránsito y concientizar a las personas de que la velocidad es un factor riesgoso en la conducción. Por lo mismo, creemos que esta medida debe ir acompañada con una fiscalización adecuada y con campañas de prevención que se realicen de forma constante”, señala la secretaria de Estado.

Para lo anterior, el Gobierno impulsa la creación de un centro automatizado para detectar infracciones de tránsito mediante telerradares. Con eso se estima que aumentará la capacidad fiscalizadora (hoy Carabineros detecta de 3 cada 10 mil faltas) y se generará un efecto disuasivo que podría reducir hasta en 40% las muertes por accidentes, como se ha observado en países que han implementado sistemas de cámaras, como Francia o España.

El aumento de la velocidad legal máxima en zona urbana se implementó en 200. El cambio significó, al año siguiente, un 29% de aumento de los accidentes urbanos y un 25% de aumento de los fallecidos. Por este antecedente, se estima que la baja podría generar hasta 25% de reducción en las muertes o lesiones graves por siniestros viales.

Por su parte el Seremi de Transportes y telecomunicaciones Carlos Navarrete Cortés, destacó la aprobación de esta ley, ya que “permitirá reducir y prevenir accidentes de tránsito en la región de Tarapacá, evitando que aumente la cifra de fallecidos y lesionados. Esto es un llamado a la conciencia de las personas, en especial de los conductores y para que en las zonas urbanas los conductores se acostumbren a movilizarse a una velocidad prudente y lograr una efectiva y adecuada convivencia vial, en especial en las comunas de Iquique y Alto Hospicio, donde se concentra casi el 90% de la población”.

Cifras a considerar

  • Durante el año 2017, se registraron en el país 94.879 siniestros de tránsito, dejando como consecuencia a 1.483 fallecidos y 62.171 lesionados de distintas consideraciones.

 

  • Durante el 2017, el 28% de las víctimas fatales se debió a velocidad imprudente o la pérdida de control del vehículo, lo que corresponde a 419 fallecidos.

 

  • La velocidad se establece como la primera causa de muerte en accidentes de tránsito en 2017.

 

  • El año 2017 se registraron además 8.067 siniestros de tránsito por esta causa y un total de 8.491 lesionados.

 

  • Durante la última década, la “velocidad imprudente y pérdida de control del vehículo” fue la primera causa de muerte en siniestros de tránsito con 4.454 fallecidos en total.