Compartir

Los conductores de vehículos motorizados valoraron la aprobación de la ley que permitirá reducir la velocidad máxima en zonas urbanas de los actuales 60 km/h a 50 km/h. No obstante, esperan que la normativa sea cumplida por todos los choferes.

Carlos Lara, conductor de una empresa de radiotaxis que realiza viajes desde Iquique al aeropuerto, dijo que la iniciativa está bien, pero no está seguro si el nuevo reglamento generará conciencia. “Aquí la imprudencia está a la orden del día, a la gente por más que le pongan 50 km/hr no van hacer caso… No sé si va a tener el efecto esperado porque la gente está imprudente”.

Una opinión parecida demostró Boris Ahumada, un turista proveniente de Rancagua, quien destacó la aprobación de la ley, pues cree que será beneficioso para los ciclistas. “Me he dado cuenta que acá hay pocas ciclovías en la ciudad y disminuir la velocidad hará bajar los accidentes. De hecho, hace un mes a un primo que andaba en bicicleta lo pasaron a llevar”.

Por su parte, Margaret Guzmán también celebró el nuevo reglamento y recordó que antes el límite en la ciudad era de 50 kilómetros por hora. “Si vas a 50 km/hr alcanzas a reaccionar, además muchos conductores andan viendo el celular”, agregó la visitante que vino desde Quilpué.

En tanto, Sergio Hidalgo espera que resulte la iniciativa, porque “a 50 o 60 kilómetros por hora la gente igual produce accidentes del tránsito. Me gustaría que se controle porque muchas personas circulan en la ciudad a más de 60. No sirve la ley si no se cumple”.

Velocidad prudente

El proyecto de ley fue aprobado el miércoles por la Cámara de Diputados y quedó en condiciones de convertirse en ley.

De acuerdo a la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, la medida es crucial para la seguridad de tránsito de nuestro país, principalmente a favor de los usuarios vulnerables como los peatones y ciclistas que representan el 42% de las víctimas fatales.

En ese sentido, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Carlos Navarrete, destacó la aprobación de esta ley, ya que “permitirá reducir y prevenir accidentes de tránsito en la región de Tarapacá, evitando que aumente la cifra de fallecidos y lesionados. Esto es un llamado a la conciencia de las personas, en especial de los conductores y para que en las zonas urbanas los conductores se acostumbren a movilizarse a una velocidad prudente y lograr una efectiva y adecuada convivencia vial, en especial en las comunas de Iquique y Alto Hospicio, donde se concentra casi el 90% de la población”.

Implementación

Respecto a la implementación de la nueva disposición, desde la Dirección del Tránsito de la Municipalidad de Iquique informaron que la modificación a la señalética se realiza una vez que la ley sea oficializada a través del Diario Oficial, notificando posteriormente vía oficio, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones al gobierno comunal.

A partir de ese momento con presupuesto municipal se iniciará el proceso de cambio de la señalética que debe ser modificada.

El municipio, paralelo a la modificación, realizará un catastro para determinar el número de señaléticas que deben ser reemplazadas, estimándose hasta ahora que esta cifra no supera a los 20 controles de velocidad, que deben reducirse de 60 a 50 kilómetros por hora.

Además indicaron que estas se encuentran preferencialmente en avenidas como La Tirana, Arturo Prat, Francisco Bilbao, Bulnes y los par viales.