Compartir

La cantante irlandesa Dolores O’Riordan, líder de la banda The Cranberries, ha fallecido a los 46 años en Londres, anunció este lunes su agencia de publicidad en un comunicado.

La nota explica que la artista ha muerto «súbitamente» en la capital del Reino Unido, donde se encontraba efectuando «una breve sesión de grabación».

«La familia está devastada tras conocer la noticia y ha pedido que se respete su privacidad en este momento difícil», indicó el comunicado, que señala que, de momento, «no hay más detalles» al respecto.

 

«La cantante irlandesa e internacional Dolores O’Riordan ha muerto súbitamente hoy en Londres. Tenía 46 años de edad», agregó el comunicado enviado a los medios.

En las redes de la banda The Cranberries tambien se publico parte del comunicado:

Según el Daily Mail, que cita como fuente a la policía metropolitana de Londres, que ha calificado el fallecimiento de ‘inexplicable’, O’Riordan fue encontrada sin vida a las nueve de esta mañana en la habitación de su hotel en Park Lane.

Problemas de salud

El año pasado, la banda anunció una gira que incluía Reino Unido, varias ciudades europeas y de Estados Unidos.

 

Sin embargo, en mayo de 2017, poco después de la gira europea, The Cranberries tuvo que cancelar el resto de las fechas en ese continente como resultado de los problemas de salud de O’Riordan.

El sitio web oficial de Cranberries citó «razones médicas asociadas con un problema de la espalda» que impidió que la cantante Dolores actuara.

Antes de la pasada Navidad, O’Riordan publicó un comunicado en Facebook en el que aseguraba que se estaba «sintiendo bien» y que había hecho su «primer concierto en meses», lo que llevó a muchos de sus seguidores a creer que pronto volvería a presentarse.

Era conocido que la cantante sufría un trastorno bipolar y estuvo a punto de ir a la cárcel tras un incidente en un avión en 2014 en el que sufrió un colapso nervioso.

La muerte de Dolores O’Riordan apaga una de las grandes voces irlandesas

Dublín, 15 ene (EFE).- La muerte de la cantante Dolores O’Riordan, líder de la banda irlandesa The Cranberries, apaga una de las voces más reconocibles de las últimas décadas, inconfundible en temas ya clásicos del rock como «Zombie» «Dreams» o «Linger».

La artista falleció hoy de forma súbita en Londres, donde participaba en una sesión de grabación, después de superar unos problemas de salud que obligaron a la banda a cancelar el pasado año una gira mundial.

0’Riordan, de 46 años, parecía haber recuperado la fortaleza de su voz, tal y como ella misma explicó el pasado diciembre en el perfil de Facebook de TheCranberries, cuando celebró que había dado en Nueva York (EE.UU.) su primer concierto «en meses» y que se sentía «genial».

Nacida en la pequeña localidad de Ballybricken, próxima a la ciudad de Limerick (suroeste de Irlanda), Dolores Mary Eileen O’Riordan destacó muy pronto por su capacidad como cantante para modular sus cuerdas vocales y alternar graves y agudos, en un estilo tradicional irlandés que ella acopló con éxito al pop/rock/grunge de The Cranberries.

Teclista y guitarrista también, estuvo casada con el empresario musical Don Burton, vinculado al grupo británico Duran Duran, pero se separaron en 2014 tras casi 20 años de matrimonio, durante el que tuvieron tres hijos.

En su Limerick natal, Dolores conoció a finales de la década de los años 80 a los otros tres músicos con los que formaría The Cranberries, Feargal Lawler (batería), Mike Hogan (bajo) y Noel Hogan (guitarra).

Tras unos comienzos frustrantes, la banda llegó a cautivar a millones de personas en los años 90, década en la que publicaron sus legendarios discos «Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?» (1993) y «No Need To Argue» (1994).

En la segunda mitad de los noventa, su estrella fue decayendo hasta llegar al quinto álbum «Wake Up And Smell The Coffee» (2001) y a la desbandada del grupo dos años después para desarrollar sus carreras en solitario.

Durante ese periodo, O’Riordan publicó como solista dos álbumes, «Are You Listening?» (2007) y «No Baggage» (2009), si bien nunca alcanzaron la fama de los primeros trabajos con The Cranberries.

No obstante, los cuatro se volvieron a reunir en 2010 para una gira por Estados Unidos y Europa, y dos años después publicaron su sexto disco de estudio, «Roses».

Tras aquella gira, Dolores O’Riordan emprendió acciones legales contra Noel Hogan, guitarrista y coautor de la mayoría de canciones de la banda irlandesa.

En 2016, O’Riordan fue noticia por el disco que publicó junto al bajista de The Smiths, Andy Rourke, con una nueva banda llamada D.A.R.K. y por la multa de 6.000 euros que tuvo que pagar por escupir y dar un cabezazo a un policía tras ser detenida por alterar el orden en un avión.

Tras superar las diferencias que los llevaron a los tribunales, The Cranberries volvieron a reunirse para una gira que empezó en Polonia en junio de 2016.

El pasado año, el grupo también sacó al mercado el trabajo acústico «Something Else», en el que revisaban temas de sus comienzos grabados con la Orquesta de Cámara Irlandesa e incluyeron tres canciones nuevas.

Al comienzo del pasado mayo de su gira europea, The Cranberries se vieron obligados a cancelar el resto de citas programadas debido a los problemas de salud de O’Riordan.

Poco más se supo desde entonces de la cantante, que había vuelto a un estudio de grabación, según señaló hoy su agencia de publicidad al hacer pública su muerte, aunque no dio más datos de qué estaba haciendo O’Riordan.

Así que no se sabe si era un nuevo retos de los que le gustaban ponerse en la vida. «Cuando la vida es perfecta se convierte en aburrida; tienes que desafiarte, porque eso te da una razón para vivir», dijo en una entrevista con Efe.