Compartir

Entre el año 2012 y 2013, se produjeron los terribles hechos de manera reiterada. El guardia de seguridad aprovechaba los momentos en que se encontraba solo con la menor de 10 años en ese entonces, cuando su madre trabajaba

Los abusos ocurrieron en la villa Navidad. El sujeto además amenazaba a la pequeña con pegarle si llegaba a contar lo que él le hacía. La hermana de la menor fue la que finalmente la alentó a denunciar al abusador, ya que, ella estuvo en ocasiones en que ocurrieron estos hechos.

En el juicio el testimonio de la madre y de la hermana fueron claves para determinar la pena en contra de este guardia de seguridad. A esto se suma la confirmación médica del servicio medico legal y de la sicóloga, lo que terminó con el dictamen de una pena de 15 años por violaciones.