Compartir

El día de ayer, el ambiente noticioso internacional estuvo bastante movido, sobre todo en Brasil, luego que se diera a conocer que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, recibiera una condena de nueve años de prisión por el delito de corrupción que tiene a Brasil sumido en una crisis política y económica.

Ante esta situación, se han presentado diversas reacciones, pero la que más ha llamado la atención es sin duda la que realizó el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien a través de su cuenta de twitter, apoyó a Lula, calificando esta situación como un «golpe judicial»

Cabe recordar que debido a este proceso judicial, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, debió renunciar a su cargo, debido a que recibió apoyo de Lula Da Silva y lo que implica que estaría involucrada en este proceso.

Actualmente el presidente que asumió el poder Michel Temer, también podría enfrentar un juicio por corrupción, lo que implica que los brasileños están viviendo una total incertidumbre gubernamental.