Compartir

El suceso ocurrido en la Isla Grande de Chiloé, específicamente en Dalcahue, fue denunciado por un director de un establecimiento educacional, quien demostró que se estaban distribuyendo carnes al vacío de la empresa brasileña, JBS.

Esta semana se dio la alerta sanitaria con respecto a carnes provenientes de Brasil, las cuales vendrían en mal estado y que se trató de ocultar utilizando químicos para demostrar un buen aspecto. Ante esta situación, los organismos de salud alertaron a la población y se sacaron estos productos de circulación.

Sin embargo, esto no habría ocurrido en una escuelita del sector rural de Chiloé, Carihueico, donde se distribuyó carne de la marca brasileña en cuestión.

Esta situación tiene al director de la escuela, ya que, la empresa distribuidora de alimentos, «Servicios de Alimenticios Hendaya SAC», que presta servicios a la Junaeb, ha estado entregando este producto hace mucho tiempo.

Entonces, qué ocurre con esta carne?, sólo se retira la carne de esa marca de los comercios establecidos pero se sigue distribuyendo en los colegios? Los organismos sanitarios saben de esta distribución y es carne autorizada? Son preguntas que los organismos gubernamentales de salud deberán responder.

Fotos, Soychiloe.cl