Compartir

La manifestación, que generó gran congestión vehicular en el paso fronterizo, se debió al -según acusan- incumplimiento del Gobierno en los acuerdos que firmaron a fines de 2016 para modernizar la legislación del rubro.

El año pasado, los funcionarios reclamaron que la Subsecretaría de Hacienda incumplió artículos del acuerdo suscrito con los trabajadores tras el paro de 2015, tendientes a modernizar el servicio. Debido a ell, fue que lograron destrabar el malestar con un protocolo de acuerdo, el cual aseguran que no ha sido cumplido por parte de las autoridades.

La paralización afectó a cientos de vehículos, dejando una larga fila que esperaba ingresar a al Sistema Integrado Cristo Redentor tanto de entrada como de salida a Chile.

Según indicaron desde Asosiación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (ANFACH), de no existir una pronta respuesta por parte del gobierno, la paralización se repetirá este próximo 12 y 13 de enero.