Compartir

· Efectiva coordinación interinstitucional en el marco del trabajo para enfrentar el crimen organizado.

SANTIAGO.- La realización de meticulosas investigaciones y procedimientos realizados en la Región de Tarapacá y Región Metropolitana por parte de la Fiscalía Metropolitana Occidente, el Servicio Nacional de Aduanas y Carabineros de Chile, permitieron la millonaria incautación de miles de prendas de vestir falsas y de contrabando que estaban destinadas al comercio ilegal de Santiago y regiones, lo que se enmarca en los esfuerzos interinstitucionales que se están llevando a cabo para enfrentar el crimen organizado.

Los riesgos identificados están asociados al comercio ilícito a través de redes sociales y al comercio ambulante de Santiago y regiones del resto del país, donde proveedores que operan en la Zona Franca de Iquique importarían ilegalmente ropa falsificada y de contrabando.

De esta forma, a partir de labor de la Unidad de Análisis de Riesgos de la Aduana Regional Metropolitana en coordinación con la Aduana Regional de Iquique, la SIP Metropolitana de Carabineros y la Fiscalía de Pudahuel, equipos de policías y funcionarios aduaneros llegaron hasta unos domicilios donde se acopiaban prendas de vestir de diverso tipo que habían sido ingresadas ilegalmente al país.

Uno de ellos correspondió a una empresa liquidadora e importadora que había declarado sus importaciones de manera genérica y a granel, sin mayores detalles. Tras revisar la documentación y revisar los productos, se incautaron la totalidad de las mercancías de origen extranjero que almacenaban en sacos, correspondientes 5.892 unidades (2 toneladas). De éstas, 3.736 eran prendas de vestir originales que ingresaron al país como contrabando y subvaloradas, mientras que las otras 2.126 unidades eran falsificadas. En este caso algunas de las marcas afectadas corresponden a Levi’s, Tommy Hilfiger, Adidas y Reebok.

Esta incautación fue valorizada en US$ 95.921.38 (más de 90 millones de pesos), mientras que respecto de las mercancías de contrabando se comprobó un perjuicio fiscal de US$ 19.522,04 (más de 18 millones de pesos).

En un segundo operativo en otro domicilio se incautaron 509 poleras, vestidos, polerones y pantalones que imitaban a prestigiosas marcas como Tommy Hilfiger, Calvin Klein, Emporio Armani y Reebook, mercancías que fueron valorizadas por Carabineros en más de 28 millones de pesos.

La Delegada Presidencial Regional Metropolitana, Constanza Martínez, destacó “lo que vemos hoy día es un trabajo interinstitucional que ha tenido un enorme apoyo a través de la labor sostenida de Aduanas, Fiscalía y también de la SIP de Carabineros. Esa coordinación va en la dirección correcta, ya que es muy importante poder recuperar nuestros espacios públicos y para eso no podemos simplemente atacar el último eslabón de la cadena, necesitamos también tener un trabajo investigativo que sabemos ha sido silencioso, muy profesional y ha estado involucrado también en el decomiso que estamos mostrando hoy”.

El Fiscal Adjunto de Pudahuel, Pablo Alonso, explicó que “en esta investigación hay delitos que están contemplados, específicamente, en las Leyes de Propiedad Industrial y la Ordenanza de Aduanas. Lo que hoy día estamos realizando son distintas diligencias a raíz de la investigación como, por ejemplo, la incautación de especies para la identificación de los partícipes de todos quienes pudiesen haber participado de este ilícito.”

Por su parte, la Jefa del Departamento de Fiscalización de la Aduana Metropolitana, María José Rodríguez, detalló que “en coordinación con otros organismos públicos hemos incautado más de 2 toneladas de ropa de contrabando que estaba destinada a abastecer el comercio ambulante e ilegal de redes social, por lo que este hallazgo es fruto del trabajo mancomunado con la Fiscalía Local de Pudahuel, con la SIP de Carabineros y la Aduana de Iquique, además de trabajo el análisis de inteligencia, la fiscalización a posteriori y la asesoría legal del Departamento de Fiscalización de la Aduana Metropolitana”.

Rodríguez agregó que “este caso se trata de operadores que, desde la Zona Franca de Iquique ingresan al país mercancías que es falsificada, pero también hubo ropa original, pero subvalorada y evadiendo los impuestos que correspondía pagar. Los operativos realizados permitieron la incautación de más de 6 mil prendas de ropa, determinándose, por parte de las marcas registradas en Chile que, el 40% de esta incautación correspondía a mercancía falsificada. Evalúo total de las especies alcanza a más de 100 millones de pesos y el perjuicio fiscal de la mercancía original subvalorada alcanza a los 18 millones de pesos”.

Finalmente, el Jefe de Zona Santiago Oeste de Carabineros, General Carlos González, enfatizó que “hemos logrado desbaratar una banda importante que se dedicaba a la internación de especies prohibidas y que están en el marco a la infracción de la Ley de Propiedad Industrial, por lo que queremos hacer un llamado a la comunidad a que si ven este tipo de situaciones, sepan que la compras de estas especies están bajo el amparo de la Ley de Propiedad Intelectual e Industrial siempre tienen un costo alto porque también existe la persecución para quienes compran en el mercado informal”.

El llamado de las autoridades es claro: siempre sospechar de precios que sean distintos a los reales, no comprar prendas en el comercio irregular y consultar tanto por la procedencia como por la autenticidad de los productos para evitar ser víctima de engaños.