Compartir

 

Un contendor repleto de perfumes, zapatillas y correas falsificadas interceptaron fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en el puerto de Iquique. La mercancía, valorada en más de $1.200 millones, incluía también alimentos, bebidas y cigarrillos chinos que tenían como destino la Zona Franca.

 

El Director Regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina Silva, señaló que el millonario contrabando considera perfumes, zapatillas y cinturones que emulan los diseños y logos de distintas marcas como Dior, Nike y Dolce & Gabbana. “Gracias a un trabajo de inteligencia y de análisis documental, nuestros fiscalizadores seleccionaron para revisión un contenedor que venía en ruta a Iquique. Al llegar a puerto fue inmediatamente separado y sometido a una revisión con tecnología no invasiva, estableciéndose que transportaba mercancías no declaradas”.

 

En virtud de lo anterior y las atribuciones del Servicio Nacional de Aduanas, los fiscalizadores abrieron el contenedor y constaron que estaba repleto de mercancías no declaradas e incautaron un total de 8.640 frascos con perfumes que imitan a las fragancias Polo Blue de Ralph Lauren, Hugo Boss, Gucci Guilty, Light Blue mujer de Dolce Gabbana, Acqua de Gio y SI de Giorgio Armani, Jadore y Sauvage de Christian Dior, Invictus de Paco Rabanne, Bleu de Chanel, Black de Lacoste y Bombshell de Victoria Secret.

 

Los aduaneros también hallaron 4.450 pares de zapatillas que emulan modelos Nike-Dior y Jordan, 16 mil correas que imitan diseños de las marcas Gucci, Lois Vuitton, Dior y Burberry. A su vez, entre la carga habían 2 mil celulares Samsung del modelo GM-B312V, 50 cartones de cigarrillos chinos de la marca Chungwa, 153 bolsas de alimentos de origen chino y 1.304 jugos de origen oriental y sin las respectivas autorizaciones del Instituto de Salud Pública.

 

El contenedor supuestamente traía 34.500 copas de vidrio y salió desde Shangai con destino a la Zona Franca de Iquique.

 

Molina Silva explicó que la mercancía fue incautada y se denunció por contrabando a los dueños y consignatarios de la carga, a lo que se sumará la presentación de una querella. “Se trata de productos que no estaban declarados y que además eran falsificados, a lo que se añade que en el caso de los alimentos y bebidas carecían del visto bueno de la autoridad sanitario. Estamos frente a un delito tributario que busca evadir impuestos y que también pone en peligro a la comunidad, dado que los perfumes son mezclas de solventes de origen desconocido, al igual que los alimentos y bebidas”, finalizó.

 

#Iquique #AltoHospicio #PozoAlmonte

Compartir
Artículo anterior
Artículo siguiente