Compartir

 

Estas expulsiones, obedecen a la tarea permanente de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), de dar cumplimiento a sentencias judiciales que las ordenaban, puesto que, desde Tarapacá, 6 de ellos y ellas eran de nacionalidad colombiana y 11 de nacionalidad venezolana, con edades entre 18 y 50 años, todos condenados por infracción a la ley 20.000, tráfico ilícito de drogas.

Éstos extranjeros, se acogieron a un beneficio que les otorga el Estado chileno, amparado en la ley 20.603, artículo 34, la cual se basa en una pena substitutiva que señala que toda persona extranjera que tenga una condena inferior a cinco años se puede acoger al beneficio de computar su pena y acogerse a la expulsión del territorio nacional. Esto coordinado por los Tribunales de Garantía de las regiones correspondientes.

La PDI, posee 88 años de experiencia en control migratorio y policía internacional, área que se preocupa de fortalecer día a día tanto para brindar seguridad y tranquilidad a la ciudadanía, como a su vez, para hacer de Chile un mejor país.

Créditos: #IquiqueVisión