Compartir

La masividad y simultaneidad de la acción de barristas de Colo Colo a lo largo del territorio nacional para celebrar un nuevo aniversario del equipo el lunes 19, fue leída en el gobierno como una demostración de fuerza y control territorial por parte de grupos con lazos con el narcotráfico, los que, de acuerdo con fuentes de gobierno, tuvieron un rol central en las protestas violentas actos delictivos del estallido social de octubre de 2019.

La viralización: La noche del lunes 19 de abril, los habitantes de las principales ciudades del país se sorprendieron al escuchar y ver fuegos artificiales cerca de sus casas.

Lo ocurrido rápidamente se viralizó y usuarios de Twitter comenzaron a reportar estruendos en el sector norte de Arica, la zona sur de Iquique, desde cinco puntos de Antofagasta, en Copiapó, frente al casino de Coquimbo, en los cerros de Valparaíso, en Santiago centro y en distintas comunas capitalinas, incluyendo Las Condes.
Lo mismo pasó en el sector norte de Rancagua, cerca de una comisaría de Talca, en el área sur-poniente de Chillán, en Concepción y Puerto Montt.
El origen sería un llamado de organizaciones de barristas de Colo Colo a celebrar el aniversario 96 del equipo originado en 1925. La convocatoria a la “hora alba” fue a las 19:25 (por el año de fundación del club), pero en la práctica se extendió por varias horas de la noche.
El delito promulgado este año: El 24 de enero de 2021 se promulgó la ley que sanciona como delitos el uso, venta y fabricación de fuegos artificiales. La pena asignada por lanzar fuegos artificiales fue tres años de cárcel.

Carabineros informó este martes 20 que durante la noche del lunes 19 se detuvo a personas por infringir las normas sanitarias, es decir, por no respetar el toque de queda que rige en el país entre las 9pm y las 5am, pero no por el uso de fuegos artificiales.
En Santiago se reportó además la quema de un microbús en la comuna de Cerrillos, en el surponiente de Santiago, por parte de cuatro encapuchados que obligaron al conductor a bajar de la máquina. No hubo heridos.
El motor del estallido social: Fuentes de gobierno manifestaron su preocupación por lo ocurrido el lunes 19, ya que han identificado a las barras bravas como el principal motor del vandalismo asociado al estallido social del 18 de octubre de 2019, independientemente de que no fueron los protagonistas de las protestas.