Compartir

Con el propósito de mejorar la información sobre cambio climático, se realizará
este Viernes una capacitación a los Directores y funcionarios del sector agrícola
de la región, INDAP, SAG, Comisión Nacional de Riego, CONAF y Seremi de
Agricultura participarán en la capacitación que hará la Secretaría Regional
Ministerial de Medio Ambiente sobre el atlas de riesgo climático y como
aprovechar de mejor forma la información allí contenida.

ARCLIM, es una herramienta desarrollada por el Ministerio del Medio Ambiente del
Gobierno de Chile, el Centro de Investigación del Clima y la Resiliencia (CR2) y el
Centro de Cambio Global (CCG-Universidad Católica de Chile) con la colaboración
de otras 17 instituciones regionales. Con el financiamiento del Gobierno Alemán y
se focaliza en el riesgo climático debido al cambio climático que
experimentaremos para el periodo 2035 a 2065 en relación al pasado reciente.

La herramienta incorpora una serie de mapas de riesgos relacionados con el
cambio climático para Chile empleando un marco conceptual común y una base
de datos consistente. ARCLIM incluye diversos sectores con cobertura nacional y
detalle comunal o puntual, convirtiéndose así en una herramienta importante para
el diseño de políticas públicas y la implementación de medidas de adaptación.

El riesgo depende (en forma multiplicativa) de tres factores: (1) la probabilidad e
intensidad esperada de las amenazas climáticas, (2) el “tamaño” de la población o
sistemas expuestos, y (3) su vulnerabilidad o intrínseca, incluyendo su capacidad
de responder y/o anticiparse frente a estas amenazas. Estos elementos se
distribuyen de manera desigual en el territorio, son específicos a cada sistema y
presentan incertidumbres e interdependencias.

La Secretaria Regional Ministerial de Medio Ambiente Moyra Rojas Tamborino,
se refirió a la importancia de ARCLIM, para la toma de decisiones por parte de las
diversas autoridades y la adopción de políticas regionales teniendo presente el
factor cambio climático: “Gracias a nuestra presidencia en la COP25 pudimos
relevar la importancia de la adaptación y levantar fondos para construir ARCLIM
de Chile, este Atlas de Riesgo Climático es una herramienta de proyección
científica que permite conocer los riesgos específicos frente a los impactos del
cambio climático a nivel territorial para cada comuna de nuestro país. Esto nos
permite tomar medidas preventivas y tomar acciones a nivel territorial para
disminuir nuestra vulnerabilidad y estar más preparados para enfrentar los efectos
del cambio climático. Y así como Chile ha adaptado su infraestructura a los
terremotos, lo mismo deberá hacer para enfrentarse al cambio climático”.
Finalmente la autoridad ambiental indico que estarán realizando una serie de

capacitaciones a los diversos sectores que incluye el atlas de riesgo climático,
como en este caso la Agricultura.

BENEFICIOS ARCLIM
PERMITE conocer la variación de riesgo climático entre la realidad que enfrentaba
cada comuna entre el 1980 al 2010 y la que enfrentará a partir del 2035 al 2065.
ARCLIM provee un conjunto de mapas (y los datos base) de amenazas climáticas,
junto con la exposición y sensibilidad de diversos sistemas humanos, naturales y
económicos, que permiten evaluar el riesgo que estos sistemas enfrentan
producto del cambio climático.

MUESTRA la distribución del riesgo de diversos sectores a lo largo de todo el
país. Esto permitirá a los encargados de planificación nacional/regional (tanto
públicos como privados) de sectores específicos la identificación zonas que
requieren mayor atención debido a niveles altos de riesgo (relativo al resto del
territorio) y posiblemente requieran fortalecer medidas de adaptación, junto con
regiones donde pueden existir oportunidades debido al cambio climático.
CAMBIA los paradigmas para la toma de decisiones en los territorios porque hasta
ahora para proyectar se miraban los datos del pasado, y esta herramienta nos
permite una mirada hacia el futuro.

Finalmente la cobertura de ARCLIM es nacional, comprende todas las comunas
de Chile y 12 Sectores como: Agricultura; Acuicultura, Minería, Turismo, Pesca
Artesanal, Energía eléctrica e infraestructura costera, entre otros.