Compartir

Ya son diez meses desde que se declaró que nuestro país -al igual que el mundo entero- entraba en una pandemia provocada por el Covid-19, un virus indescifrable en un principio, pero que paso a paso entregó diversas pistas y acciones para evitar su contagio. Una de ellas y al final la que mayor relevancia tomó, fue la eliminación de manera completa de toda actividad que se desarrollara de forma presencial.

Debido a esta situación y teniendo en cuenta el paso a Fase 2 que tuvo la Región de Tarapacá hace un tiempo atrás, Santo Tomás sede Iquique, implementó el Protocolo de Reincorporación Segura a las Actividades Presenciales, y se dispuso a tomar todas las medidas necesarias para retomar de manera gradual, voluntaria y flexible, las actividades prácticas y atenciones que se realizan de manera presencial, laboratorios con carreras de UST, IP y CFT, atención de áreas como Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), Finanzas, Coordinación de Docencia, Admisión, entre otras.

“Ya tenemos cuatro semanas de actividades presenciales y nos parece importante compartir esta experiencia, y las buenas prácticas que ha significado para nosotros el Protocolo de Reincorporación Segura a las Actividades Presenciales. Lo primero que hemos declarado como objetivo, ha sido resguardar la salud de toda la comunidad académica” señaló la directora de administración y operaciones (DAO), Mitzy Avilán Roca.

A demás, la directiva de la casa de estudios superiores, agregó que, “se conformó un comité a cargo de liderar las medidas para la prevención del riesgo de contagio; se establecieron acciones orientadas al cuidado de los colaboradores pertenecientes al grupo de riesgo, a través de las unidades de apoyo técnico de la Institución y se confeccionaron e implementaron una serie de protocolos internos. Hoy podemos decir que hemos incorporado a la cultura institucional el autocuidado, es una tarea constante que requiere mucho compromiso, responsabilidad y trabajo en equipo. No basta con tener las condiciones adecuadas para resguardar la salud, se requiere el trabajo de todos y en eso trabajamos todos los días”.

Por su parte, los estudiantes se mostraron muy ansiosos y contentos de poder retomar actividades presenciales, ya que en carreras del área salud, es de suma importancia practicar en laboratorios.

“Yo en lo personal quería volver harto a clases porque estar en la casa no es lo mismo que estar acá en la sede. El área de salud es en donde más se requiere práctica, en donde más es necesario, porque lo teórico te sirve, pero uno aprende mucho más con la práctica, estar ahí. Me siento segura con las medidas que hay en sede. Reducir el espacio es lo principal porque así nadie se arriesga a un posible contagio”, destacó Monserrat Lepiqueo, estudiante de primer año de TEGYN CFT ST Iquique.

Para Milenka Faúndez, estudiante de cuarto año de la carrera de Enfermería de la UST, el retomar actividades presenciales “es super emocionante -por así decirlo- volver, ya que no hemos estado viniendo a la U en todo el año, entonces me parece algo super bueno, algo que de verdad uno espera con ansias y más este último año de carrera, que lo que más se hace es la práctica”.

Reconociendo, además, el trabajo que se ha realizado en materia de prevención de la enfermedad en las dependencias de la institución, la tomasina agrega que, “están pidiendo el nombre en el ingreso, hay señaléticas y un protocolo”, haciendo un llamado a sus compañeros a “espero que todos respetemos el protocolo implementado por la institución, porque es la única forma que nos cuidemos”.