Compartir

La edición aniversario del certamen Catad’Or Wine Awards se realizará entre el 10 y el 16 de noviembre en Hotel Cumbres Lastarria.
Desde 1995, el concurso se realiza de forma ininterrumpida y es referente obligado para profesionales y consumidores, siendo parte del inventario del vino mundial.

La crisis sanitaria no ha sido obstáculo para que las industrias del vino, pisco y espirituosos participen masivamente en una nueva edición de Catad’Or Wine Awards, el concurso internacional con sede en Chile más longevo y relevante de América Latina, alcanzando un récord histórico de convocatoria este año y reafirmando su liderazgo continental en este tipo de certámenes.

Con crecimiento de un 38 %, respecto de 2019, y con 940 muestras (83% de Chile) de 295 empresas, 14 países y 69 Denominaciones de Origen, Catad’Or es un barómetro del sector que, año a año, va mostrando la evolución de una industria tan dinámica como activa.

“A pesar de la adversidad que conlleva la pandemia y tomando todos los resguardos que rigen en la ley sanitaria vigente, realizaremos esta edición aniversario porque estamos conscientes que las bodegas de Chile y el mundo requieren más que nunca ser evaluadas y proyectadas al mercado a través de este tipo de instancias” señala Pablo Ugarte, CEO de Catad’Or.

El concurso cuenta con el alto patrocinio de la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino) y de la Unión Internacional de Enólogos, además de ser el único concurso de Latinoamérica perteneciente a VINOFED (Federación Internacional de Grandes Concursos de Vinos y Licores).  Cada una de estas instituciones designa un comisario especial que asiste al evento para velar por el buen cumplimiento de los reglamentos y normas internacionales.

Durante el evento, que tendrá como país invitado a Eslovaquia y como Denominación de Origen invitada al Valle del Cachapoal en la Región de O’Higgins, se sumará una atractiva transmisión Live, donde los asistentes podrán conocer cómo es el concurso por dentro, con entrevistas a jurados y cápsulas de los valles del mundo que participan este año.

La premiación se realizará vía streaming el lunes 16 de noviembre a las 12 horas, conducida como ya es habitual por Sofía Le Foulon, directora de desarrollo de Catad’Or.

Evolución y barómetro del sector

En esta edición se observa un creciente interés de las bodegas en participar y reactivar su promoción y ventas en el mercado nacional –que con la pandemia ha escalado de 13 a 18 L per cápita– e internacional a través del sello Catad’Or. Además, en lo que respecta a las variedades en competencia, se aprecia una interesante evolución respecto de la versión 2019, con un aumento significativo en cepas como la Chardonnay y Cabernet Franc, así como las patrimoniales Moscatel, País y Cinsault. Crecen también los ensamblajes, además de la Carmenere y Cabernet Sauvignon. Por otro lado, se mantiene la tendencia al alza de nuevas cepas que se explica principalmente por la creciente incorporación de nuevos emprendedores en el vino, por la incursión en vinos de nicho por parte de las grandes bodegas y por la participación de más países productores, entre los que destacan Portugal, Eslovaquia, Francia, Italia, EE.UU., Líbano y Bolivia.

“Párrafo aparte merece la categoría ‘Vinos Ancestrales Campesinos’ provenientes de todo el territorio nacional, que con más de 150 muestras desde el oasis de Codpa en Arica hasta el Valle del Cautín en la Araucanía, consolidan una oferta de vinos con fuerte identidad cultural y territorial, una colaboración al rescate patrimonial de estos vinos chilenos, fruto del trabajo que venimos realizando hace años con INDAP. Otra de las categorías que emerge con fuerza este año es la de ‘Otros espirituosos’ con una notable participación de Gin, muchos de ellos destilados en Chile, confirmando una verdadera ‘ginaissance’ local…” continúa Ugarte.

Sobre la evaluación

 

El jurado está compuesto por comisiones de expertos internacionales, conformadas por paneles mixtos de enólogos, sommeliers, prensa especializada y otros actores de la industria, quienes evalúan todos los productos en catas a ciegas (solo pueden ver el color y acceder a información como el contenido de azúcar, la añada y la crianza). Esto impide que el catador se deje influenciar por la procedencia o la marca. El panel de cata está compuesto por 45 connotados profesionales nacionales y extranjeros de reconocido prestigio a nivel internacional.
Más información sobre los jurados Catad’Or 2020
Además, Catad’Or ha creado categorías específicas para las sesiones de cata, de manera que más allá de degustar vinos blancos, tintos, espumantes o dulces por separado, ha agrupado los productos según su método de elaboración, condición o escala productiva. Por ejemplo, los vinos “icono”, “naturales” y de “pequeñas producciones” (menos de 10.000 litros de producción) son catados junto a sus pares. Adicionalmente, el concurso está 100% informatizado y esto permite entregar a los productores un informe detallado y confidencial de cómo fue evaluado cada uno de sus vinos.

Nuevos sellos con puntuaciones
 

Otra de las novedades que trae Catad’Or este año es que los productores podrán optar a obtener una medalla que destaque su puntuación, pudiendo incorporar en sus botellas el sello de medalla de oro o gran oro asociada a un puntaje, eso sí obtenido bajo la modalidad de cata a ciegas.

Este año, se entregarán varios trofeos especiales como Mejor vino tinto, Mejor vino blanco, Mejor vino emprendedor, Mejor espumante y Mejor viña, entre otros, y el certamen tendrá como copa oficial de degustación la copa Eslovaca, RONA que cuenta con un siglo de tradición y está presente en lugares como Buckingham Palace y la Casa Blanca.

Más información en:
https://catador.cl/