Compartir

Por cuarta vez, en el domicilio particular de calle Thompson 1042 fue sorprendida la propietaria del inmueble vendiendo bebidas alcohólicas, en forma clandestina, que promocionaba mediante folletos.

Según informó la Comisión de Alcoholes de Carabineros, la diligencia estuvo a cargo del teniente Alejandro Pérez, gracias a una serie de denuncias realizadas por los vecinos del sector.

Carabineros indicó, que la propietaria del inmueble L. T., de nacionalidad peruana, deberá asistir al Segundo Juzgado de Policía para recibir la correspondiente sanción por venta clandestina reiterada de bebidas alcohólicas.

En el procedimiento se incautaron 21 latas de cerveza marca Becker y 30 botellas de cerveza marca Corona.