Compartir

Declaración

Las(os) trabajadoras(es) de los Supermercados Unimarc de Arica, Iquique y Alto
Hospicio desde hace ya 18 días, en el marco de una negociación colectiva
reglada, han ejercido su derecho a huelga legal por un petitorio que entre otras
cosas solicita:

-Un aumento del 5 al 8% de sus remuneraciones (entre $35.000 y $38.000),
además de un aumento de $7.000 en el bono de movilización, escolar, y fin de
año.
-Que la empresa asegure las condiciones de seguridad atendida la emergencia
sanitaria que estamos viviendo.

De acuerdo a la información entregada por el sindicato de trabajadoras(es) de
Unimarc, la empresa no les ha escuchado, ofertando dentro del contexto de la
negociación colectiva, un reajuste salarial de entre $2.000 a $4.000,
correspondiendo esto a un porcentaje aproximado de menos del 2% de la
remuneración de las y los trabajadores de Supermercado Unimarc, entre otros.
Nos preocupa especialmente la situación de las trabajadoras de esta empresa,
puesto que más del 70% del personal de la empresa está compuesto por
mujeres, quienes son además, muchas veces jefas de hogar, y el único sustento
económico de su grupo familiar, sumado a que del total de trabajadoras del
supermercado, hablamos de aproximadamente un 70% de ellas, percibe menos
de $400.000.- de remuneración.

Considerando que hoy las(os) trabajadoras(es) del Supermercado Unimarc (más
de 700 personas) no están percibiendo sus remuneraciones, y que sus
demandas son del todo justas, teniendo sustento y amparo en la normativa
laboral nacional e internacional, y que el grupo SMU controlador del
Supermercado UNIMARC registró un aumento en sus ganancias
correspondiente al 14,4% en el primer semestre de este año, en contexto de
pandemia, a costa de la seguridad de las(os) trabajadoras(es).

Declaración

Reprochamos que este conflicto se prolongue por tantos días, sobre todo
en circunstancias de crisis social, económica y sanitaria, exponiendo a
cientos de familias a una situación de vulnerabilidad y desamparo
absoluto, tras el ejercicio de sus legítimos derechos como trabajadoras(es).
Al respecto, como abogadas feministas de Tarapacá, emplazamos a la
empresa a acoger el llamado de sus trabajadoras(es), y a llegar a un
acuerdo que permita que la dignidad de las trabajadoras(es) sea siempre el
pilar de la relación laboral.

Así mismo hacemos un llamado a las autoridades de ambas regiones
(Intendentes, Gobernadores, y Seremis de Salud), a efectuar un
pronunciamiento, respondiendo a lo solicitado en la carta presentada por
el sindicato de trabajadoras(es) de Unimarc.

A su vez invitamos a la comunidad a adherir al llamado de las(os)
trabajadoras(es) de Unimarc, solidarizando y difundiendo las que
consideramos son justas demandas.