Compartir

  • Productos son de origen extranjero y sus envases los presentan como energizantes y “penicilina natural”.

Iquique, 22/06/2020.- Suplementos alimenticios de origen extranjero con supuestas propiedades energizantes y antibióticas incautaron fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en la avanzada de Quillagua. La mercancía estaba oculta en un camión que transportaba frutas y verduras desde Arica a Antofagasta.

La detección se registró durante los controles que se realizan a las cargas que salen de la región de Tarapacá y permitió incautar un total de 1.926 bolsas que estaban al interior de 20 cajas que simulaban ser verduras. Se trata de mercancía de origen extranjero y con principios activos que requieren de autorizaciones sanitarias debido a que ofrecen ingredientes que son propios de productos farmacéuticos.

El procedimiento comenzó cuando un conductor chileno llegó al control y presentó su manifiesto de carga donde indicaba transportar 29 mil kilos de cebollas, camotes, caiguas, papas, fideos, arroz, mangos, papayas, porotos y maracuyá. Tras ello, fue revisado con tecnología no invasiva y los Rayos X alertaron de la presencia de mercancía no coincidente con lo declarado.

En virtud de lo antes descrito se ordenó desestibar la carga y bajo cientos de frutas y verduras fue posible hallar 20 cajas de cartón que en su interior contenían un total de 1.806 bolsas de maca en polvo de 250 gramos cada una, 60 bolsas de harina de colágeno de 200 gramos cada una y 60 bolsas de 200 gramos cada una de harina “Tocosh Penicilina Natural”.

El Director Regional de la Aduana de Iquique, Cristián Molina Silva, explicó que como los productos no fueron declarados, estaban ocultos y además no poseían documentación que acreditara su legal importación, se incautaron y el transportista fue acusado del delito de contrabando. “Este tipo de procedimiento además de atacar la evasión tributaria busca llevar seguridad a la comunidad, puesto que si bien hay suplementos alimenticios que son reconocidos por la literatura científica internacional, también existen manipulaciones o uso inadecuado de pesticidas en las cosechas. Es por ello que el Instituto de Salud Pública requiere de su análisis para autorizar la comercialización en Chile”, agregó.