Compartir
Las indagatorias llevadas a cabo por las fiscalías del Ñuble y Tarapacá tienen como punto en común la empresa Itelecom, cuyo dueño también fue aprehendido.
Casi una veintena de personas fueron detenidas en las últimas horas por posibles casos de corrupción al interior de las municipalidades de Iquique y Chillán, entre ellas concejales y un juez de policía local.
Ambos casos, llevados adelante por las fiscalías de Tarapacá y del Ñuble, están relacionados con las licitaciones para recambio de luminaria LED adjudicada por la empresa Itelecom.

Los concejales detenidos fueron identificados como Arsenio Lozano, Mitchel Cartes, Guillermo Cejas y Felipe Arenas; este último se encontraba en Santiago al momento de la detención.

Según información preliminar también habría existido allanamiento en otras oficinas de funcionarios.

El hecho tendría que ver con delitos de cohecho ocurridos durante 2016 en medio de licitaciones que habría desarrollado el municipio de la ciudad.

Durante la jornada se informó que el alcalde de Iquique, Mauricio Soria, se reunió con funcionarios del municipio.

 

En el caso de la primera, confirmaron desde la fiscalía regional, el acuerdo habría sido por sobre $6 mil millones. Aquello implicó la detención de 15 personas, cuatro de ellas concejales municipales.
En tanto, en el marco de la indagatoria seguida en Ñuble, señalaron fuentes de Emol, tres personas fueron capturadas: el administrador municipal de la comuna, R.V., el juez de policía local de Pemuco y quien también trabajó como abogado asesor de la municipalidad, M.C., y el dueño de la empresa Itelecom, aprehendido en Santiago. La licitación allí fue por $3.900 millones.
Dicha indagatoria por cohecho y violación de secreto está siendo dirigida por el fiscal jefe de Chillán y especializado en delitos de corrupción, Sergio Pérez, junto a personal de la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones (PDI).
Anoche se llevaron a cabo seis allanamientos en la región del Ñuble y Metropolitana, mientras que hoy, confirmaron desde el ente persecutor, se están desarrollando diligencias, entre estas la incautación de material y evidencia, en la municipalidad de Chillán y Juzgado de Policía Local de Pemuco.