Compartir

El Rotary Club Cavancha donó a nuestra Primera Línea de la Salud Municipal, es decir aquella del Sapu y el Cesfam y que atiende las urgencias, 500 mascarillas desechables, elemento indispensable para atender a quienes requieren de su atención, en especial ahora que vivimos tiempos de crisis en el contexto mundial de la Salud, por esta pandemia del Coronavirus.

Álvaro Jorquera Tapia, secretario general de la Corporación Municipal de Desarrollo Regional de Pozo Almonte, Cormudespa, entidad que administra la salud municipal manifestó que «agradezco al alcalde Richard Godoy Aguirre que en todo momento ha estado pendiente de las  necesidades de elementos de protección personal que requieren nuestros funcionarios de salud que están en Cesfam, Sau y en las barreras sanitarias».

Agregó que «también agradezco a los miembros de rotary Cavancha, puesto que se tiende a centralizar las ayudas, por eso, agradezco que lleguen a Pozo Almonte con elementos que han estado agotados por la demanda que hay en el mercado, por la pandemia mundial que vivimos», puntualizó Jorquera Tapia.

En tanto, Roberto Hernán Jeria Bueno, presidente del Rotary Club Cavancha  dijo que «les damos las gracias a los que están en la primera línea, estamos haciendo gestiones para llegar con más mascarillas a otras comunas del Tamarugal».

También, los Bomberos de la comuna se vieron beneficiados con las mascarillas.

Como es sabido con la llegada del coronavirus (COVID-19) a Chile, se ha presentado un aumento en la demanda por adquirir mascarillas desechables, aunque como dato hay que decir que al utilizarlas de manera frecuente no evitará un contagio, lo más efectivo demostrado hasta el momento es el lavado frecuente de manos con agua corriente y jabón y/o alcohol gel y cubrirse la boca con el antebrazo al toser y estornudar. Pero nuestra Primera Línea debe utilizarlas para atender a los pacientes y cada día que pasa están más escasas.

Finalmente, no olvidar que la mascarilla sólo dura hasta que se humedece, en tiempo es relativo a las condiciones de la persona que la utiliza y una vez humedecida debe ser desechada. El retiro es por los elásticos y posterior a esto debe existir un lavado de manos.

Esta donación demuestra el enorme aprecio y apoyo que el Rotary Club Cavancha tiene hacia la persona del alcalde de la comuna y a toda la ciudadanía del Tamarugal y de Pozo Almonte.