Compartir

La primera sesión del Sistema Táctico Operativo Policial se realizó esta mañana en la comuna de Alto Hospicio, la cual estuvo encabezada por el Jefe de la Primera Zona de Carabineros Tarapacá, general Sergio Telchi Silva, el Jefe de División de Coordinación Nacional de la Subsecretaria de Prevención del Delito, Fernando Salamé Saldías y el Intendente Regional, Miguel Ángel Quezada.

En la oportunidad los comisarios de Iquique, Alto Hospicio y Pozo Almonte realizaron un diagnóstico de sus realidades policiales comunales durante el año pasado.

El general Telchi señaló en la ocasión que «de acuerdo al análisis entregado, la disminución registrada durante el año 2019, fue de un -1% con 116 casos menos, lo que da cuenta del compromiso de Carabineros con la seguridad de todos a pesar de contingencia de los últimos meses».

Además agregó que estos positivos resultados que hemos logrado se deben a un trabajo mancomunado con la comunidad y nuestras autoridades y al incansable trabajo que estamos realizando, esforzándonos por entregar un servicio eficiente y efectivo que permitan disminuir los delitos mediante la utilización de las plataformas y softwares institucionales para hacer frente al delito.

El jefe zonal manifestó que «el STOP está abocado a focalizar nuestros servicios policiales de acuerdo al análisis de inteligencia y de la información que nos proporciona la comunidad, lo que nos ha permitido orientar nuestros esfuerzos a los sectores que presentan mayor complejidad para prevenir y controlar los delitos».

En tanto el intendente Miguel Angel Quezada junto con felicitar la labor policial presentada por los comisarios a cargo indicó que “Durante esta jornada Carabineros presentó el informe del año recién pasado de las cuatro comisarías de la región, que se ha enfocado en priorizar la seguridad de los habitantes de Tarapacá, el que se ha visto reflejado en la disminución de delitos y se ha realizado incansablemente para la tranquilidad de los tarapaqueños”.

Además, la máxima autoridad regional aclaró que en seguridad el trabajo es permanente producto que el delito va evolucionando y que “constantemente estamos en coordinación con las policías y los distintos servicios que los apoyan para generar planes estratégicos que permitan reducir los índices de la delincuencia, con el fin de devolver la tranquilidad a las familias”.