Compartir


Casi tres toneladas de vidrio, ha recolectado en su primera semana de vigencia, el contenedor que instaló la Municipalidad de Iquique junto a la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem) y la Universidad Arturo Prat.

La exitosa campaña que permitió instalar en los estacionamientos de la UNAP, esta estructura que cuenta con una capacidad de 6 toneladas, permitió en un tiempo menor, entregar una alternativa a los residentes y paseantes que circulan por el sector de Playa Brava, reciclando, limpiando y ayudando a la recolección de vidrios para cubrir parte del financiamiento de Coaniquem.

Para esto, la dirección de Aseo y Ornato de la Municipalidad de Iquique, realiza un retiro semanal de las botellas, sacando solo en su primera extracción, tres maxi sacos casi completos de una tonelada cada uno, los que son trasladados hasta la repartición municipal, donde luego un camión de Coaniquem, recoge para su posterior tratamiento de reutilización.

El Alcalde de Iquique, Mauricio Soria Macchiavello, destacó la concreción de esta alianza, indicando que “cada vez estamos más cerca de construir una cultura ambiental en nuestra ciudad y no queremos más botellas de vidrios en nuestras playas”.

Agregó además que esta campaña cuenta con un doble impacto, luego que además de fomentar el cuidado de la naturaleza, contribuye a ayudar a los niños que sufren quemaduras, esto porque lo recolectado permite financiar parte de los tratamientos de rehabilitación y la atención de los menores en la Fundación Educacional “Casa Abierta”, que acoge en Santiago a niñas y niños de todo el país.

Finalmente el Alcalde indicó que tras la instalación de este punto de reciclaje, se pudo percibir además que el entorno mejoró y que durante el fin de semana existían menos botellas botadas en el suelo.

Según dispuso, este punto limpio quedará provisoriamente instalado en los estacionamientos de la UNAP y se espera en un corto plazo disponer de otros tres contenedores, apostados en distintos puntos de la ciudad.