Compartir

Michael Ríos Ripoll no continuará en el club para la temporada 2019 y luego de su tercer periodo como jugador en Deportes Iquique, no quiso partir sin antes dejar palabras de agradecimiento al la institución y la ciudad.

En 2011 comenzó el vínculo del volante con el club. Año que Ríos recuerda muy particularmente, por un momento en especial. “Mi mejor momento fue el 2011 cuando llego a Iquique, creo que hice un buen torneo, hice goles y convertí el primer gol del club en una copa internacional. Fue un año muy lindo”, asegura.

¿Qué significó para ti vestir la camiseta de Deportes Iquique?

“Vestir la camiseta de Iquique todos saben que significa pasión, es meter, es correr los 90 minutos y más que se juegan en un partido, no dar ninguna pelota por perdida y todo lo que al hincha le gusta. Fue algo muy lindo, Iquique me dio grandes posibilidades de cumplir sueños que tenía de niño, estoy muy agradecido de los dirigentes, Cesare Rossi y Jorge Fistonic porque ellos son parte importante y no se les da el mérito que realmente merecen. Los jugadores juegan, pero gran parte del éxito del club es de ellos, porque han logrado cosas que en otros clubes no se logran”.

¿Qué te gustaría decirle a los hinchas y al club en tu despedida?

“Desearles lo mejor, creo que hay un gran grupo, hay que cuidarlo, apoyarlo siempre. Me gustaría que el hincha fuera a apoyar más al jugador y no tanto a demostrar su malestar, el jugador sabe que no está cumpliendo en algún momento, pero siempre intentamos hacer lo mejor. El hincha sabe que los jugadores siempre se van a entregar por entero y el jugador también sabe que el hincha va a estar semana a semana, así que espero que les vaya bien, que puedan lograr cosas importantes y siempre voy a estar pendiente. Desde ya saben que tienen un hincha para siempre y les deseo lo mejor.