Compartir

Gendarmería de Chile llegó hasta el jardín infantil El Tambito de Iquique, para celebrar
sus 88 años de vida.
Durante la actividad, los niños y niñas disfrutaron de una entretenida y lúdica presentación
de canes adiestrados a cargo de la Unidad Canina de la institución y una exposición
artística realizada por los mismos párvulos.
Los funcionarios, encabezados por su director regional, Coronel José Luis Meza
Guajardo, visitaron la comunidad educativa con el propósito de mostrar el trabajo de la
institución y en especial la labor de los ejemplares caninos, quienes destacan por realizar
labores de detección de droga y otras tareas en los centros penitenciarios de la región.
El director de la institución, José Luisa Meza, agradeció la disposición del jardín infantil y
señaló “para nosotros es muy importante mantener esta vinculación con Fundación
Integra, ya que al interior del Centro de Cumplimiento Penitenciario Femenino, CCP de
Iquique, tenemos una sala cuna donde se atiende a hijos e hijas de madres que están
recluidas, permitiendo el desarrollo de esos lactantes”.
Por su parte, la directora regional de Integra, Yocelin Sanhueza, destacó el sentido social
de Gendarmería y agradeció la preocupación por entregar un momento de alegría a los
párvulos. “Son momentos que quedan por siempre marcados en la vida de los niños y
niñas, es una alianza muy importante para nuestros jardines y la institución en general”,
señaló.
También desatacó el convenio entre ambas instituciones y agradeció la donación que
recibió el jardín infantil a través de productos de aseo.
La directora del jardín, Maritza Manríquez, destacó la presentación y preocupación de los
funcionarios. “Estamos muy contentas con la visita, los niños y niñas, quedaron felices y
esperamos poder seguir contando con el apoyo de esta gran institución”, sostuvo.
La actividad contó con un número artístico a cargo de los párvulos y una visita muy
especial de Gendarmería, a través de “Bobby”, un funcionario disfrazado de perro, quien
se robó la película por no cumplir con las instrucciones de sus amo provocando la risa de
los asistentes, sobre todo de los niños y niñas quienes al final de su presentación
pudieron acariciarlo y fotografiarse con él.

La jornada finalizó con una exposición de pinturas y trabajos manuales desarrollados por
los niños y niñas, equipo educativo y el apoyo de las familias, destacando la labor de los
uniformados.