Compartir

A la pena de 12 años de presidio efectivo fue condenado el acusado E.A.V.P., como autor de los delitos de violación y abuso sexual en contra de su hija menor de edad, quien cuando se iniciaron los ataques tenía 9 años de edad y el último de los hechos ocurrió cuando la menor ya tenía 12 años.

Gracias a la prueba presentada en el juicio oral por la fiscal Jócelyn Pacheco, se dio por acreditado que durante el año 2014, en una fecha que no es posible de precisar, en el domicilio ubicado en el sector Santa Rosa de Huara, comuna de Alto Hospicio, el acusado se encontraba al cuidado de su hija de iniciales G.A.V.G., en ese entonces de 9 años de edad, momento en que viendo televisión juntos y aprovechando que su mujer se encontraba trabajando, el acusado realizó tocaciones de carácter sexual a la niña por sobre el pijama.

De igual forma, durante el año 2017, en el mismo domicilio, el acusado violó a la menor en reiteradas ocasiones, ocurriendo el último evento en la madrugada del 14 de agosto de ese año, cuando la madre de la menor sorprendió al acusado atacando a su hija, tras lo cual realizó la denuncia ante Carabineros.

En el juicio, la fiscal presentó los testimonios de la víctima, quien señaló que su padre la amenazó con que su madre no le creería si denunciaba los hechos; de la propia madre y de familiares, del sicólogo y del médico que confirmaron las lesiones que presentaba el menor, y de los funcionarios de la Brigada de Delitos Sexuales que investigaron los delitos.