Compartir

Siete nuevos computadores, son los que adquirió la Escuela Especial Simón Bolívar,
herramienta que permitirá que los alumnos que poseen Trastornos del Espectro Autista,
puedan comunicarse con sus pares y profesores.
La ceremonia de entrega se realizó en dependencias de este establecimiento educacional,
ente la presencia de alumnos, directivos y docentes.
Estos modernos computadores, que fueron adquiridos a través de un proyecto por
$12.000.000 del Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS), cuentan con un software
cuya característica principal se basa en la comunicación alternativa y aumentativa,
permitiendo reforzar la enseñanza en niños que poseen Trastornos del Espectro Autista
(TEA), discapacidad del desarrollo que puede provocar problemas sociales,
comunicacionales y conductuales significativos.
Es así, que con este nuevo programa los niños podrán comunicarse e interactuar de mejor
manera con sus profesores.
Este proyecto se ejecutó gracias a la gestión de la administración del Alcalde Patricio
Ferreira y a la alianza de la Escuela Especial Simón Bolívar y la empresa Lifeware S.A.,
compañía de creación de software de computación cuya inspiración es “la falta de
oportunidades que rodean al mundo de la discapacidad, utilizando los conocimientos en el
desarrollo de soluciones tecnológicas que potencien las capacidades de las personas en
situación de discapacidad, y les permitan realizar actividades que de otra forma no
podrían, enfocándose en la inclusión social, educacional y laboral”.
Según comentó Paulo Alarcón, ejecutivo de Lifeware, “desde el 2011 se han posicionado
como una empresa líder en el desarrollo e investigación de soluciones tecnológicas
innovadoras para dar cobertura a problemáticas y oportunidades presentes en el mundo
de la Salud y de la Discapacidad”.
Para el director del Colegio Simón Bolívar “los computadores van a servir para que los
alumnos con problemas puedan tener una mejor comunicación a través de simplemente
apretar una tecla, se van a poder distinguir las necesidades que tienen estos niños
también. El postular a este tipo de beneficios se enmarca dentro de la política educativa
que promueve el alcalde Patricio Ferreira, cuyo denominador común es lograr igualdad y

calidad para que los niños hospicianos puedan enfrentar el futuro con mejores
herramientas”, dijo.