Compartir

Diversos temas  que inciden en el bienestar de su comunidad y algunas solicitudes para la festividad de la Reliquia de San Lorenzo  (del 27 al 29 abril), expusieron los habitantes de Tarapacá al alcalde José Bartolo durante una reunión sostenida en el santuario.

En la oportunidad dirigentes y socios de la junta de vecinos, profesores y apoderados  de la escuela F 106 y jardín infantil Lorencito, dialogaron con la autoridad municipal y  conocieron proyectos que está diseñando la casa edilicia.

El alcalde explicó las gestiones realizadas ante Bienes Nacionales para precisar la propiedad de algunos terrenos, que los vecinos desean sigan siendo de uso público por la utilidad que tienen  especialmente durante la fiesta de San Lorenzo.

En el ámbito de la seguridad ciudadana, anunció que está pronto a ejecutarse la iniciativa que dotará con cámaras de vigilancia al poblado  “en cualquier denuncia se piden pruebas y este sistema permitirá grabar todo lo que suceda en Tarapacá, por lo que ante la ocurrencia de algún ilícito se contará con pruebas para determinar a los responsables”. Acotó Bartolo que el sistema debería estar operativo en julio, lo que sin duda será un aporte a la seguridad de los peregrinos en la fiesta del santo patrono.

La concurrencia felicitó al jefe comunal  por esta iniciativa que tendrá un significativo impacto en su calidad de vida, más cuando la población mayoritaria del santuario son adultos mayores.

PLANTEAMIENTOS

Los directivos vecinales aprovecharon la jornada para dar cuenta de varias situaciones que les afectan y también, ante la proximidad de la celebración de la Reliquia de San Lorenzo, solicitaron a la casa edilicia disponer algunas medidas que garanticen a danzantes y peregrinos el desarrollo normal de la celebración religiosa.

Esos requerimientos tienen que ver con la instalación de baños químicos, hacer un regadío de la plaza y calles adyacentes, instalar más receptáculos para el acopio de basura domiciliaria y que estén anclados, para que así los perros callejeros  que andan en busca de alimentos no los den vuelta.

Otra solicitud fue relativa a instalar señalética para prohibir el ingreso de camiones de alto tonelaje por los pasajes del poblado, ya que rompen las cañerías de agua potable. Ante la solicitud comunitaria del camión limpia fosas,  se acordó programar una  jornada de limpieza de fosas sépticas abarcando todas las viviendas tarapaqueñas.