Compartir

Hospital de Iquique deberá pagar $120 millones por muerte de una niña con gastroenteritis

El Servicio de Salud de Iquique deberá pagar $120 millones como indemnización, a los padres y hermana de una niña que murió en el hospital regional Ernesto Torres Galdames luego que no se detectara ni tratara a tiempo la gastroenteritis que sufría.

Según consignó el diario La Estrella de Iquique, en un fallo unánime, la Tercera Sala de la Corte Suprema ratificó la responsabilidad por falta de servicio del dicho recinto hospitalario, donde no se detectó a tiempo ni trató debidamente la enfermedad que sufría la menor, quien falleció por deshidratación y posterior shock hipóxico.

«Que sobre la base de tales hechos establecidos, los sentenciadores concluyen por una parte en el motivo décimo quinto de la sentencia de primer grado, reafirmado en el motivo noveno de la sentencia de segunda instancia, que debe desestimarse la alegación de ausencia de falta a la lex artis (error y negligencia médica), dado que la secuencia histológica del cuadro clínico de la menor siempre fue en aumento, con síntomas y malestares cada vez peores, y que demostraban que cada vez que iba a su casa empeoraba y solo presentaba mejoría cuando recibía medicamentos vía endovenosa, siendo la deshidratación uno de los factores desencadenantes del shock hipóxico, hecho conocido por los facultativos médicos que la atendieron», señala el fallo.

Asimismo, agrega que «por otro lado, en los motivos décimo sexto del fallo de primera instancia y noveno y décimo del de segunda, los sentenciadores dan por establecido que el personal médico del Hospital demandado no realizó un adecuado tratamiento a la gastroenteritis diagnosticada a la menor Náyade, lo que importó una infracción a la lex artis y un deficiente y negligente funcionamiento, que implicó la entrega de un mal servicio a la paciente las que en definitiva produjeron la deshidratación y consecuente muerte de la menor».

El hecho se remonta a las 9:00 del día 13 de junio de 2010, cuando la menor presentó convulsiones, siendo trasladada al hospital por tercera vez y a las 9:55 se les comunica a sus padres que había fallecido por un paro cardíaco.

Creditos a soyiquique.cl