Compartir

Mamá se fue de Viaje es una comedia argentina que en este momento la está rompiendo en nuestros países vecinos y de verdad es un deleite ver una película de esta factura en nuestra sala local.

Ariel Winograd es un director con vasta experiencia en comedias y se nota su manejo tanto con los actores como con la cámara. Sabe construir comedia desde estos dos flancos y mayormente su trabajo es un éxito. Los primeros diez minutos son maravillosos y con un despliegue técnico de producción impresionante que de entrada ya  sabes que esta es una película de gran presupuesto y de grandes risas.

La historia trata sobre Victor y Vera, un matrimonio acomodado y padres de cuatro chicos. Cuando la mamá finalmente se harta de ser tratada como empleada decide irse de vacaciones a Machu Pichu dejando al padre al mando de la casa y de los revoltosos chiquillos. Obviamente cunde el pánico a niveles absurdos hasta llegar a un espectacular clímax donde… bueno, ustedes ya saben.

Un conejo en llamas

Si la trama les suena parecida es porque es la misma idea del capítulo de Los Simpsons “Homero se queda solo” donde Marge decide irse de vacaciones a Rancho Relaxo dejando a Homero con los niños. Bueno, resulta que Winograd es un GRAN fan de Los Simpsons y esta película es un homenaje latinoamericano al legado de Matt Groening. Y funciona.

El film tiene niveles de comedia ridículos pero que calzan perfecto en el mundo que el director construye, la película se deja ver con liviandad y a pesar de ser una trama familiar, los gags son originales o, al menos muy bien filmados y sacan buenas risas. Es importante resaltar el nivel de la fotografía, la cámara es muy importante a la hora de crear comedia o resaltar emociones. Hay unos planos secuencias muy interesantes donde la cámara serpentea por toda la casa y el maravilloso lente de Felix Monti siempre está sobre algo hermoso de ver.

Pero si hay algo de verdad destacable es la actuación del reparto, especialmente los niños (El bebé Lolo se roba la película) que transmiten una honestidad impresionante y que, a pesar de sus personajes ser unos chiquillos miserables, aún logran hacerte reír.

En general es una comedia familiar liviana de alta producción y muchas risas que vale la pena ver en pantalla grande. No se la pierdan.

Escuchen Spoilers: Hablemos de Cine todos los sábados a las 15 hrs. en radio Acierto 106.7 fm, síguenos en Twitter y descarga los podcast en Mixcloud.