Compartir

Baby, El Aprendiz del Crimen es una de las películas mas suculentas que ha llegado a las salas locales este año. El guionista y director Edgar Wright utiliza cada centímetro de la pantalla y cada decibel que explota por los parlantes para entregarte información, sensaciones o simplemente algún entretenido detalle que enriquezca la experiencia. Esta película es una muy bien contada historia y, al mismo tiempo, una experiencia cinematográfica única.

Baby es un joven y misterioso chofer especializado en escapes de la policía a alta velocidad por las calles de Atlanta, EE.UU. siempre con increíble música en sus oídos, la que utiliza para sincronizar sus escapes y vivir su vida. Trabaja para Doc, quien se encarga de organizar distintos robos con diferentes equipos de trabajo siendo Baby el único constante en los atracos. Baby quiere dejar el mundo del crimen y huir junto a su novia Debora pero no será tan fácil.

En apariencia este film podría parecer un knock off de Rápido & Furioso pero es mucho mas que eso. A diferencia de las películas de acción convencionales, Baby, el Aprendiz del Crimen no olvida que la acción debe ser siempre una extensión del personaje; El virtuosismo de Baby al volante y el maravilloso soundtrack no son solo decisiones estéticas, son producto del conflicto interno por el que pasa el protagonista. Así, nosotros como espectadores nos comprometemos emocionalmente con lo que ocurre en pantalla.

Y actúa Flea, de los Red Hot Chili Peppers. Caso cerrado.

Otra de las peculiaridades en el cine de Edgar Wright es su obsesión por los easter eggs o pequeños detalles ocultos en la imagen y el sonido. Todas sus películas son verdaderos desafíos a los sentidos y nos obligan a revisar su filmografía una y otra vez. Ésta, su sexta película, no es la diferencia. Eventualmente notarán detalles obvios como las letras de las canciones del soundtrack escondidas a través de la pantalla o los balazos al ritmo de la música pero de seguro se escaparán varios detalles mas: tu cerebro sabe que vio algo pero no sabe que es lo que vio.

Con escenas de acción trepidantes, una banda sonora encantadora, un montaje de lujo, coreografías perfectas, un reparto espectacular con dos ganadores del Oscar y una dirección impecable, Baby, El Aprendiz del Crimen se suma a la lista de buenas películas que nos ha entregado Hollywood este año.

Escuchen Spoilers: Hablemos de Cine todos los sábados a las 17 hrs. en radio Acierto 106.7 fm, síguenos en Twitter y descarga los podcast en Mixcloud.