Compartir

El día de ayer en el noticiario central del canal Mega, Ahora Noticias, presenciamos un reportaje, llamado «Ropa Usada contamina el desierto», que dejó al descubierto una terrible situación de la que hemos sido testigos por años, pero que hasta ahora nadie había hecho eco públicamente.

Nuestro principal centro de comercio, Zofri, ha importado por años, ropa usada del extranjero, la cual comercializa en fardos, sin embargo, no todo lo que se importa es para ellos material comerciable, lo que implica que al menos un 30% de esa ropa es considerada «desechos».

Estos «desechos» debieran ser responsabilidad de cada uno, lo que en la práctica se tradujo en la creación de vertederos clandestinos que rodean la comuna de Alto Hospicio, siendo motivo de un desastre ambiental en potencia, ya que estos desechos podrían eventualmente contaminar las napas subterráneas de agua, las que abastecen a toda la región, además que el hecho que sean quemadas implica que el humo se instala en la zona de Alto Hospicio.

El reportaje dejó al descubierto una serie de irregularidades, entre ellas, la falta de fiscalización desde las autoridades municipales, el poco control de los residuos que emite la Zofri, el contrabando de ropa usada hacia Bolivia.

Por otra parte, se puede identificar que, esa ropa que se considera desecho, para otras personas implica una fuente de ingresos, ya que, esperan que lleguen estos camiones con «basura» para revisar que traen y poder revender algunas prendas que aún pueden tener una segunda vida.

Entonces, cual es la mejor solución?, prohibir el ingreso de ropa usada?, tener más control sobre los residuos que produce la Zofri?, tomar esa ropa que no utilizan para comercio y donarla a aquellos que les puedan dar otro uso?

Aún estamos en proceso de comunicarnos con las autoridades responsables quienes, hasta ahora no responden qué sucederá con esta grave situación.