Compartir

Actividad se realizó para reforzar la tolerancia, la integración y la lucha contra todo tipo de discriminación

 Alumnos de Técnico en Enfermería del Colegio Deportivo, CODE, conmemoraron el Día Contra la Homofobia con una actividad que se desarrolló en el patio central del establecimiento municipalizado y tuvo como objetivo fortalecer la integración y la inclusión entre los estudiantes, evitando prácticas como el bullying o la discriminación sexual.

“Desde CORMUDESI queremos promover el respeto y reconocimiento a todo tipo de familias, tanto tradicionales como homoparentales, queremos incentivar cambios de conducta y evitar toda forma de discriminación. Por eso, el tema no sólo lo abordamos desde la perspectiva de la Salud como con los adultos, sino que lo estamos llevando también a las comunidades escolares”, expresó Elizabeth Pérez, jefa de la especialidad técnico-profesional de Atención Enfermería del Colegio Deportivo.

Al conmemorarse también el Día Internacional de la Familia, Pérez explicó que no se abordó a la familia como el núcleo tradicional de Papá-Mamá, sino también a aquellos que están compuestos de manera diferente. “Aquí también tienen cabida otros integrantes, como tíos o abuelos, quienes se involucran en el proceso educativo de los niños y en la conformación de la comunidad escolar”, dijo.

La actividad consideró, además, la presentación de distintas alegorías que ilustraron situaciones cotidianas en las que se manifiesta la tolerancia, la inclusión, la no discriminación y la empatía. Junto con ello, los alumnos reflexionaron sobre el daño que provoca en la persona, el sentirse marginado por una condición de género distinta, por ser víctima de discriminación física o psicológica, o bien, por ser objeto de burlas y de prácticas homofóbicas.

El acto lo cerró la intervención del director del establecimiento, el profesor Cristián Bugueño, quien llamó a los estudiantes a construir una sociedad más tolerante, diversa y respetuosa de las diferencias. Finalmente les dijo a sus alumnos que no olviden que todos somos personas y, por ende, tenemos el derecho a ser respetados y aceptados, tal cual como somos.