Compartir

El Consejo Regional Iquique del Colegio Médico de Chile manifestó su absoluto repudio ante las violentas agresiones físicas y verbales que han sufrido durante esta última semana los equipos de salud y médicos de recintos públicos de Yungay, Loncoche y Marchigüe.

La presidenta del gremio regional, Dra. Teresa Barlaro, anunció que a nivel nacional el gremio se declara en estado de alerta y que durante la convención general de la próxima semana los dirigentes de todo el país solicitarán a la ministra de Salud, Carmen Castillo, hacerse cargo de este problema e implementar protocolos de seguridad y emergencia que protejan a los servidores públicos.

“EL 23 de marzo en el hospital de Yungay, el médico y el técnico paramédico que brindaron la atención fueron amenazados con un arma de fuego. El primero estuvo encañonado durante todo el procedimiento y al finalizar recibió fuertes golpes en su rostro”, narró la Dra. Barlaro, agregando que en otros dos recintos los equipos de atención han sido golpeados y amenazados de muerte, en menos de 5 días.

Medicos Generales de Zona

El presidente de la Agrupación de Médicos Generales de Zona, Dr. Jorge Vilches, condenó los hechos e indicó que junto a su directiva perseguirán a los involucrados hasta que la justicie actúe. Vilches insistió que es importante que la autoridad se pronuncie ante estos hechos y tome medidas para que situaciones de vulneraciones como éstas no se repitan en otros centros del país.

En tanto, la Fundación de Asistencia Legal de Colegio Médico iniciará todas las acciones legales necesarias para perseguir a los responsables, e hizo un llamado a todos los médicos a denunciar cualquier agresión.