Compartir

Según lo informado por el superintendente de bomberos de Iquique, Fernando Ruiz, el voluntario estuvo esperando por al menos 4 horas para recibir atención, luego que recibiera quemaduras combatiendo el fuego que arrasó con seis casas en la ciudad el día de ayer.

Es más, la atención que se esperó por tanto tiempo, nunca llegó, ni siquiera por haber llegado en estado grave luego de recibir un golpe eléctrico por un cable en mal estado.

Finalmente el bombero, fue trasladado a la mutual de seguridad donde fue atendido y dado de alta.

Ante esta situación el superintendente señaló que «Había que descartar alguna lesión interna. Cuando hay descargas eléctricas se ve afectado el tema cardíaco», por esto era tan importante que el voluntario fuese atendido por un especialista

En tanto el Hospital, se excusó diciendo que se revisó al bombero, quien se encontraba estable, a diferencia de otros pacientes que estaban en estado grave en ese momento.