Compartir

Esta vez los oficiales de la Brigada de Delitos del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural de Arica y Parinacota, en conjunto con funcionarios del SAG de la Región de Tarapacá, supervisan los puntos de caza de la mosca de la fruta en la ciudad de Iquique y las comunas de Alto Hospicio y Pica.

Detectives de la PDI, en virtud a una serie de denuncias realizadas en el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) a finales del 2016 y principios del 2017 y en atención al hallazgo de distintas especies de la mosca de la fruta en nuestra región, se coordinó un recorrido por los distintos puntos de la ciudad de Iquique y las comunas de Alto Hospicio y Pica, con el fin de investigar el ingreso clandestino de productos agrícolas, siendo la principal causa de los focos de esta plaga en la región.

De acuerdo a esto, el Subcomisario Francisco Valdenegro Cáceres, señaló: “La Bidema Arica y Parinacota, en su constante lucha contra los delitos medioambientales contribuye de manera eficiente en la labor fiscalizadora del SAG, ya que se estaría incurriendo en el delito de infracción a la ley 291 del código penal, que se refiere a la propagación de enfermedades que afectan en este caso la salud vegetal de nuestro país”.

Po lo que se le reitera a la comunidad el compromiso de cuidar las trampas distribuidas por la región y de adquirir productos en el comercio establecido, ya que la mosca de la fruta es considerada mundialmente como una de las plagas agrícolas más dañinas para los frutales y hortalizas, ya que ataca a más de 250 especies provocando la pudrición y destrucción de la fruta. Es por ello, que los países compradores exigen que las frutas provengan de territorios libres de este insecto.